Desglobalización de la cadena de suministro: qué es y cómo aprovecharla
X

¡Hola! Bienvenidos a nuestro sitio web THE LOGISTICS WORLD


Lo invitamos a que actualice su versión de Internet Explorer, ya que este sitio no es compatible con la versión 11 o anteriores.


Como alternativa le sugerimos utilizar cualquiera de las siguientes opciones para navegar el sitio:

Desglobalización de las cadenas de suministro: causas, consecuencias y cómo aprovecharlas

 |   diciembre 9, 2020
Desglobalización de las cadenas de suministro

...

La pandemia por el coronavirus ha trastocado varios paradigmas fuertemente arraigados en los modelos de cadena de valor. En el comercio internacional, el concepto disruptivo es la desglobalización de las cadenas de suministro.

La estrategia de compra de productos y materias primas en países distantes, particularmente en China y otros países del continente asiático, está siendo fuertemente cuestionada.

Esto está impactando a la desglobalización de la supply chain, la regionalización de los procesos productivos y el nearshoring, es decir, proveedores y socios comerciales cerca de nuestras costas.

Los factores de la desglobalización de las cadenas de suministro

Si bien la estrategia (o necesidad) de desglobalización de las cadenas de suministro fue potenciada y altamente notoria por el Covid-19, lo cierto es que viene tomando forma desde hace varios años.

Tal como nos cuenta Luis Masse, vicepresidente del Instituto Mexicano de Ejecutivos en Comercio Exterior (IMECE), “la globalización ya estaba empezando a desacelerarse incluso antes del brote. La pandemia empezó realmente a afectar a las cadenas productivas alrededor de enero-febrero de este año”.

La opinión de Luis Masse, enmarcada en más de 30 años de trayectoria como ejecutivo corporativo y asesor en compras, logística y comercio exterior, ofrece un análisis contrastado con la política económica y comercial, lo que amplía la visión sobre los porqués y lo que puede venir.

“Si bien la pandemia empezó en China en noviembre de 2019, realmente la afectación en los procesos logísticos empezó hace unos 10 meses aproximadamente, y se unió a varios factores influidos por aspectos políticos”.

Te puede interesar: Desglobalización logística: 5 áreas de oportunidad para México

¿Cuáles fueron esos factores de influencia política que afectaron a las cadenas productivas globales?

Uno de los aspectos que provocó la desaceleración de la globalización fue la salida de Estados Unidos del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP por sus siglas en inglés) en 2017. Éste hoy se ha transformado en el Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico (TIPAT o CPTTP, por sus siglas en inglés), en donde también están México, Chile y Perú.

Desglobalización de las cadenas de suministro TIPAT CPTTP

Al salirse del acuerdo, Estados Unidos comenzó a crear una política de regionalización de las actividades productivas, económicas y comerciales norteamericanas que tenía en otros países. Así, inició este fenómeno de desglobalización.

¿Qué resultados se están dando a partir de estas decisiones y movimientos en el escenario del comercio global?

Estados Unidos es y sigue siendo el principal mercado, tanto de producción como de consumo del mundo. Y China empezó a crecer. Entonces primero, la salida de Estados Unidos de ese gran acuerdo comercial desaceleró sustancialmente el proceso de globalización.

El segundo factor fue la guerra comercial entre China y Estados Unidos. Esto empezó a provocar un distanciamiento entre los productores chinos y los consumidores, es decir, las empresas norteamericanas.

Esto pasa respecto a China… ¿Qué sucede con el comercio con la Unión Europea?

Si bien es cierto que hay una guerra comercial de Estados Unidos y China, la realidad es que también la hay con la Unión Europea.

Por ejemplo, recientemente Europa le aplicó sanciones a Estados Unidos por ciertas subvenciones que el país le está haciendo a la empresa de aviones Boeing. Y eso está provocando que también exista una tensión comercial.

Hay otros factores como el Brexit (salida del Reino Unido de la Unión Europea). Ya estamos a menos de 30 días de que esto aplique. Habrá que ver cómo esto afecta a la estabilidad de la Unión Europea y cómo se reacomoda esta región.

Desglobalización de las cadenas de suministro Brexit

Entonces claramente ya venía un proceso de desglobalización. Varios países estaban empezando a pensar más en su economía interna y en su industria interna, que en globalizarse.

Comercio internacional de México: reajustes económicos y políticos

¿Qué pasa con México en este escenario global de reacomodo de intereses económicos, comerciales y políticos?

México no es la excepción. A partir del gobierno actual, ha habido señales claras de que se está privilegiando el mercado interno.

Habrá que ver más adelante qué pasa con los 12 tratados de libre comercio que tenemos con 46  países y los otros 43 acuerdos diversos, en relación con nuestras políticas de comercio exterior.

Pero no nada más México. También Brasil, por ejemplo, está buscando ese crecimiento interno de la industria, de la economía y del sector comercial.

Entonces, en esta región ya venía una tendencia muy fuerte a la desglobalización, incluso antes de la pandemia. Iniciada, sí, por Estados Unidos con el famoso lema Make America great again.

Esta visión provocó, además de su salida del TIPAT, la reconversión del Tratado de Libre Comercio de América del Norte en lo que ahora es el T-MEC, el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá.

Desglobalización de las cadenas de suministro T-MEC

Esto cambió diametralmente muchas cosas, sobre todo las reglas de origen, la facilidad de acceso a los mercados, etcétera… y, por supuesto, el crecimiento desmesurado que tuvo China.

Y llegó la pandemia a acelerar esta estrategia (o necesidad forzada) de los países de mirar hacia el interior…

Precisamente. La pandemia por coronavirus empezó a desacelerar los procesos productivos y el mundo se dio cuenta de que dependía de China, de que era la fábrica del mundo, y de que cualquier afectación en este país podía afectar a todo el mundo.

De hecho, recientemente estaba viendo una noticia de que el sector automotriz (que es una de las industrias que más indicadores de desarrollo tiene en los países) está temeroso de esta pronosticada segunda ola de contagios.

Estiman que pueda provocar otro cierre total de actividades como la que se tuvo entre febrero y junio de este año. Esto sería tanto en China como en Europa, en Estados Unidos, en México y en Brasil.

Son países en los que el índice de contagios está subiendo. En México estamos más cerca otra vez del semáforo rojo que del semáforo amarillo. Entonces eso podría provocar un nuevo colapso en las cadenas productivas, lo que significaría una crisis adicional a la que ya tenemos.

Te puede interesar: 9 Acciones de resiliencia organizacional ante un posible rebrote de Covid-19

Desglobalización de las cadenas de suministro: nuevos paradigmas en sourcing estratégico

El sourcing estratégico, las compras internacionales, están siendo impactadas. La estrategia de proveedores para las cadenas productivas se está poniendo a prueba. ¿Cuáles son los nuevos paradigmas?

La tendencia a la desglobalización y la interrupción de las cadenas de suministro, provocada principalmente por la interrupción de procesos productivos en China debido a la pandemia, están provocando un fenómeno de nearshoring o reshoring. Esto es lo opuesto al offshoring.

Te puede interesar: México se coloca en el lugar 15 del Índice global de manufactura nearshoring

El offshoring es más allá de mis costas, más allá de mis límites territoriales, bajo una estrategia de mandar mis procesos productivos y de logística a países en donde me convenga más invertir.

Por ejemplo, países emergentes como China, India, México, Brasil, o algunos otros países en donde la mano de obra es más calificada y más barata.

Como sabemos, hay incentivos por parte de los gobiernos para que se instalen empresas extranjeras a hacer ciertos procesos productivos. En México tenemos, por ejemplo, el programa IMMEX (Industria Manufacturera, Maquiladora y de Servicio de Exportación), que promovía este offshoring.

Sin embargo, hoy es momento de reconsiderar el nearshoring.

Con la pandemia nos dimos cuenta que muchos países estaban dependiendo de lo que se producía en China. Y cuando China se detuvo, prácticamente se detuvo el mundo. Entonces, la contrapropuesta, o las medidas contracorriente de esta situación, es el famoso nearshoring.

Es decir, ya no me voy a ir tan lejos de mis proveedores de bienes y de servicios, sino que los voy a tener cerca. Y voy a buscar a aquellos países con los cuales pueda establecer alianzas estratégicas que me permitan tener ventajas competitivas.

Ajustes del comercio internacional y nearshoring, qué debemos saber

Las empresas en México que quieran explorar la estrategia de nearshoring, ¿qué variables del contexto económico y de comercio internacional deben considerar?

México tiene el T-MEC (Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá), que es nuestro Tratado de Libre Comercio por excelencia y el que más nos conviene, precisamente por la vecindad con Estados Unidos. Aun con sus problemas y retos.

Nuestro segundo acuerdo comercial más importante es el Tratado con la Unión Europea. Sin embargo, habrá que ver qué consecuencias tiene el Brexit en este acuerdo comercial.

Tomemos en cuenta que gran parte del volumen de comercialización que teníamos con la Unión Europea era precisamente con Reino Unido. Evidentemente esto va a modificarse.

El tercero es el TPAT, que también habrá que ver cómo se modifica o qué afectaciones tendrá con el nuevo acuerdo RCEP (Regional Comprehensive Economic Partnership por sus siglas en inglés), que están desarrollando los países asiáticos.

Desglobalización de las cadenas de suministro RCEP

Y en cuanto a sus estrategias para la cadena de valor, ¿qué necesitan tomar en cuenta?

La reubicación de las cadenas de valor obedece a esta especie de temor que se tiene de que volvamos a tener un cierre total y eso implique otra vez la paralización de las cadenas de suministro.

Por otro lado, está también esta reconfiguración del comercio internacional, tratando de buscar alianzas que tengan sentido de negocios para obtener ventajas competitivas.

Entre ellas, que nos permitan tener cadenas de suministro más ágiles y resilientes. Es decir, que se repongan más rápido de cualquier afectación negativa y que puedan cambiar de proveedores y de procesos de una manera también más rápida, y con un costo menos complicado que el que se enfrenta actualmente.

Hay que seguir atentos en el escenario de desglobalización de la supply chain

Estos son los dos antecedentes fundamentales que las empresas en México deben tener en mente para esta nueva reubicación de cadenas de suministro del comercio global al comercio regional, asegura Luis Masse.

Ya sea que decidas apostar por el nearshoring o por el offshoring, será bueno continuar observando de cerca los movimientos de los grandes bloques comerciales. Esto te permitirá reconocer las oportunidades que puedas aprovechar en tu estrategia de compras, producción y logística.

Fuentes para la información en gráficos: Gobierno de México, BBC y Wikipedia.

THE LOGISTICS WORLD


Notas relacionadas


Te podría interesar