Gestión de la cadena de suministro e inversión tecnológica: 5 recomendaciones para lograr un binomio de éxito

Mejora tu gestión de la cadena de suministro invirtiendo en las soluciones tecnológicas adecuadas y una correcta implementación en el almacén.

 |   agosto 13, 2021
Gestión de la cadena de suministro e inversión tecnológica: 5 recomendaciones para lograr un binomio de éxito

...

Tener una correcta gestión de la cadena de suministro no es sencillo. Sobre todo porque actualmente la estrategia debe encontrar un punto medio entre cumplir las exigencias de los consumidores y mantener la rentabilidad del negocio.

¿Cuál debe ser la estrategia para que los centros de distribución atiendan con éxito los retos de la industria? Aunque depende de la madurez y las necesidades de cada empresa, la fórmula debe inclinarse mucho más hacia la inversión tecnológica que a la mano de obra intensiva.

Esa es la visión de Hélcio Lenz, Managing Director para Latinoamérica de Körber, empresa global de tecnología para supply chain y automatización de centros de distribución.

La firma de origen alemán abrió recientemente sus oficinas en México para atender a sus clientes mexicanos y centroamericanos, de giros como muebles, grocery, minoristas y cadena de frío. Sus planes para la región incluyen crecer su estructura interna y duplicar su cartera para finales de 2023.

“En Latinoamérica se acostumbra soportar el crecimiento de las operaciones logísticas con el uso intensivo de mano de obra, pero eso no es sustentable”, señaló. “Si bien poner más gente a procesar las órdenes aumenta el volumen, no favorece la velocidad de procesamiento”.

Además, cabe considerar la escasez de personal y los altos índices de rotación que presenta la industria. Si a esto se suman los desafíos que vive la región de América Latina, como la infraestructura insuficiente, la incertidumbre política, o los choques económicos, la tarea se vuelve aún más compleja.

Es entonces que las soluciones tecnológicas para la cadena de suministro han tomado una mayor relevancia, pues contribuyen a cumplir las expectativas de los clientes, al tiempo que permiten a las empresas mantener su rentabilidad, incrementar su productividad y ser más competitivas.

Signos de recuperación, positivos para la tecnificación de la industria

Aunque la pandemia dio un golpe duro a todas las economías, en México ya se están dando signos de recuperación:

  • El Producto Interno Bruto (PIB) mexicano creció 0.8% durante el primer trimestre de 2021 (Inegi).
  • México crecerá 5.1% en 2021 y 3.2% en 2022 (Secretaría de Hacienda y Crédito Público).
  • Según proyecciones de varios analistas financieros, la economía nacional terminará de recuperarse para 2024.
  • En abril de 2021, México volvió a posicionarse como el principal socio comercial de Estados Unidos.
  • Para marzo de 2021, las exportaciones crecieron 12%, su mayor tasa desde noviembre de 2018 (Inegi).
  • México entró al Top 10 de captación de Inversión Extranjera Directa en 2020 (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, OCDE).
  • En el índice de Logística de Mercados Emergentes (Agility), México se mantiene entre las 10 primeras naciones, ubicándose en la séptima posición.

Estas cifras están apuntalando al país y regresando poco a poco la confianza a los empresarios. El 67% de los directores generales afirmaron en una encuesta de KPMG que invertirán más capital en comprar nueva tecnología para digitalizar procesos para hacerlos más eficientes.

Es necesario para mantenerse en la jugada, al tiempo que profesionalizan sus operaciones. Y una forma de hacerlo es modernizando sus centros de distribución, con soluciones como el warehouse management system (WMS).

No te pierdas: WMS y las claves para una estrategia integral de tecnología en tu centro de distribución

El mercado de sistemas de gestión de almacenes crece en promedio un 16% anual, mucho más rápido que la economía global, que llegó a -3.5% en 2020.

Estos niveles de crecimiento llevarán a que alcance un valor de 5.1 mil millones de dólares para 2025, lo que demuestra que se trata de un mercado consolidado y con un crecimiento fuerte.

Aunque los WMS no son algo nuevo, todavía existe un área de oportunidad para su adopción en la región. Mientras que en Estados Unidos las soluciones de gestión de centros de distribución son utilizadas por más del 90% de las empresas, en Latinoamérica la tasa es de 50%.

Recomendaciones para alinear la tecnología a la gestión de la cadena de suministro

Se está dando un empuje económico importante que hay que capitalizar. Además, una tendencia de inversión y adopción tecnológica que, si se aprovecha, hará más competitivas a las empresas. Pero también se deben atender los desafíos de la industria para que éstas sigan siendo rentables.

¿Cómo alinear todos estos elementos a favor de las organizaciones? Estas son las cinco recomendaciones de Hélcio Lenz para lograrlo.

1. Obtener e interpretar la data

Los datos ayudarán a los ejecutivos a afinar la operación de los centros de distribución, que son el corazón de una cadena de suministros. Y esta información tiene como fuente primaria al warehouse management system.

“Una herramienta fuerte, como la que ofrecemos en Körber, puede dar a la gestión de la cadena de suministro insights para incluso tomar decisiones de inversión. Por ejemplo: ¿debo poner un robot acá? ¿Conviene meter una máquina automatizada? ¿Qué pasa si pongo otro turno de gente?”, señala el Managing Director.

Tener una solución implementada, recolectando información y procesándola de manera inteligente brinda puntos clave a los tomadores de decisión.

Sin embargo, advierte el directivo, es necesaria la presencia de buenos gestores y analistas logísticos para llegar a las conclusiones estratégicas. “Son absolutamente esenciales. Nosotros lo que hacemos es brindarles buenas herramientas para que trabajen”.

2. Encontrar áreas de mejora

Hay quien ve a los centros de distribución como una gran caja de la que entran y salen mercancías. Pero dentro de las cuatro paredes del almacén suceden muchos subprocesos simultáneos que hacen que la supply chain funcione.

“Nuestra solución WMS es muy robusta y pone una lupa en cada uno de esos subprocesos para mostrar dónde hay oportunidades de optimización, sea por cambio de proceso, por robotización o por incremento de gente”, explica Hélcio.

soluciones tecnológicas para almacén

Para ejemplificar este beneficio, compartió el caso de uno de sus clientes que, aunque tenía niveles de producción estabilizados, percibió diferencias muy grandes de desempeño entre sus operadores gracias a esta herramienta. Para solucionar la variación, implementó otra solución complementaria de Körber, llamada labor management.

Esto lo ayudó a nivelar la productividad individual de su fuerza de trabajo. “Este es un ejemplo de gestión basada en data. Nuestra solución le proporcionó datos al gestor para detectar esta situación, y herramientas para solucionarla”, comentó.

3. Invertir en la tecnología adecuada

Las tecnologías para la gestión de la cadena de suministro, como el WMS, el voice picking, o los robots móviles autónomos (AMR por sus siglas en inglés) contribuyen a que las empresas crezcan. Pero hay que saber elegirlas y asegurarse de que estén adaptadas a las necesidades actuales y futuras de las organizaciones.

“Una solución muy sencilla puede convertirse en una restricción que frene el desarrollo de la empresa”, apunta el directivo. Como ejemplo hizo mención de Martins, uno de sus clientes en Brasil, que es de los mayoristas más grandes de América Latina.

Esta empresa había contratado previamente un software de administración pero éste era muy simple para su operación robusta. Tras hacerse cliente de la firma alemana y adquirir una nueva solución, creció en 18% la eficiencia operacional que tenía antes.

El consejo de Hélcio es que antes de invertir se evalúe la madurez de la logística y los procesos en almacenes. Así se podrá elegir la tecnología que se ajuste mejor a la operación y proyecciones de la empresa.

soluciones tecnológicas para el almacén

Vale la pena el esfuerzo. Aunque varía por empresa, según los históricos de Körber, una organización puede ganar 30% de productividad con un WMS, un 20% adicional con una buena tecnología de picking por voz, y hasta un 100% en la capacidad de procesamiento gracias a los AMRs.

4. Elegir al proveedor tecnológico ideal

Con miras a que sea una inversión rentable a largo plazo, la tecnología que se seleccione debería tener entre cinco y 10 años de uso. Incluso la firma alemana tiene clientes que se remontan hasta 20 años.

Pero no se trata solo de qué tecnología utilizar, sino de qué empresa se elige como socio estratégico. Para ayudar en el proceso, el Managing Director recomienda plantearse estas cuestiones:

  • ¿La empresa proveedora tiene suficiente solidez y continuidad?
  • ¿Invierte en el desarrollo continuo de su solución? Es decir, ¿puedo confiar que en unos años la solución que elijo hoy me dará soporte y crecerá con mi operación?
  • ¿Cuál es la capacidad de adaptabilidad de la solución?

5. Preparar a la empresa para la transformación

Para aprovechar todas las oportunidades planteadas, el modelo operativo y organizacional deben estar en el punto ideal. Típicamente, los almacenes emplean a mucha gente, por lo que el change management es crítico para el éxito.

“Todas las empresas que piensan en implementar o cambiar tecnologías como un WMS deberían de preocuparse por hacer una buena gestión del cambio”, advierte Hélcio. “Esto garantiza que la gente esté dispuesta a participar en la iniciativa”.

El entorno de la logística y de la supply chain tendrá una complejidad incremental en los próximos años. Pero si se cuenta con una herramienta de orquestación, como lo es un WMS, las empresas podrán mejorar su gestión de la cadena de suministro al optimizar sus procesos para garantizar que, dentro de sus centros de distribución, todo acontece de manera armónica y sincronizada.

Contenido realizado en colaboración con Körber.

THE LOGISTICS WORLD

Redacción

Redacción

Equipo editorial de THE LOGISTICS WORLD, conformado por periodistas especializados en la industria del transporte, supply chain, manejo de almacenes y últimas tecnologías en suministro.


Notas relacionadas


Te podría interesar