Enfrenta los retos actuales y futuros del negocio con estas 7 estrategias tecnológicas

 |   mayo 4, 2021
Enfrenta los retos actuales y futuros del negocio con estas 7 estrategias tecnológicas

...

Una cadena de suministro actual es más bien una red de demanda, pues implica sistemas complejos que requieren de muchos elementos, entre ellos, estrategias tecnológicas.

Así lo apuntaron Alejandro Toro, gerente de Proyectos de ECL-LINK en Colombia; y Jorge Sánchez, gerente de Cuentas de Oracle NetSuite México, quienes fueron speakers del pasado webinar de Oracle NetSuite 7 puntos clave para enfrentar con estrategia y tecnología los desafíos de su negocio.

Los expertos puntualizaron siete estrategias tecnológicas que pueden implementar las empresas a fin de enfrentar la realidad actual y futura.

1. Comercio electrónico y su impacto en la cadena de suministro

La necesidad de consumir en casa ha disparado al comercio electrónico. Incluso hay compañías para las que este canal representa alrededor del 50% del negocio, y aquellas que nacieron 100% electrónicas.

“Hay que dejar de pensar en invertir y pasar a la acción”, señaló Alejandro Toro. “Es necesario hacer inversiones que apalanquen el tema del comercio y hay que retar a los proveedores para que se suban en la misma estructura del e-commerce”.

Hacer la transición digital significa que va a haber más transacciones, documentos, reclamos y procesos que hay que revisar, entre ellos, la estrategia de servicio y que la organización sea mucho más ágil, apalancándose en la tecnología.

“La plataforma elegida debe de ayudar a transformar esos procesos y a que la empresa pueda reaccionar en los entornos actuales de manera muy ágil, rápida y contundente para el mercado”, comentó al respecto Jorge Sánchez.

Te puede interesar: Cadena de suministro: 5 megatendencias para ganar en el nuevo mundo digital

2. Planeación de ventas y operaciones (S&OP)

Hoy más que nunca, las organizaciones deben de alinear la demanda y el suministro. En este sentido, los especialistas enlistaron algunos errores que se deben de dejar de cometer:

  • Trabajar por separado los planes de operaciones y el plan estratégico de la compañía.
  • Utilizar fuentes de datos aisladas de forma indistinta, por ejemplo, por línea negocio, por país o por región, cuando deberían estar unificadas.
  • Que el procesamiento de información tome mucho tiempo.
  • Ocupar herramientas muy básicas, como un Excel.

En cambio, las organizaciones deben de enfocarse en:

  • Eliminar gran parte de su trabajo manual con datos más científicos y mejor tratados.
  • Construir esos datos transformados en motores de previsión.
  • Usar elementos exógenos y propios de la organización.
  • Poner esa data en series temporales para modelar correlaciones y unirlas estadísticamente.

Contar con una plataforma que dote a las empresas de estas capacidades les va a otorgar una visibilidad de 360 grados, desde la orden del cliente hasta la entrega y la postventa. Todo en tiempo real, algo que es fundamental en esta época.

“Este volumen de analíticos no es un complemento, debe ser el inicio de nuestra operación para estar atentos a las posibles ineficiencias del negocio”, señaló Sánchez.

Por su parte, Toro destacó el potencial que tiene la tecnología en la estrategia del S&OP. “Lo vemos como una reunión de grandes genios. Pero resulta que si se le entrega muy buena data, se pueden tomar mejores decisiones”.

También lee: Lecciones de Google sobre big data y analítica para tu toma de decisiones

3. Sostenibilidad asociada a la economía circular

Los negocios deben ser sostenibles y esto reta la forma en que las empresas se proveen, operan y entregan a sus consumidores.

Para dar seguimiento al impacto que tienen las compañías en relación con su entorno de clientes, de proveedores y de capital humano, se necesita una fuente de información. Y ésta debe apoyar en el proceso de suministro y arrojar los indicadores para detectar áreas de oportunidad y de mejora.

4. Capacidad redundante

Cuando se habla de redundancia se piensa en costos elevados o innecesarios. Pero en los tiempos de cambio surgen nuevos retos que obligan a explorar alternativas de soporte operativo, de personal o de infraestructura.

“Debo ser flexible porque voy a requerir de mejores herramientas, nuevos aliados comerciales, agentes o distribuidores, que me permitan adaptarme rápidamente porque las exigencias van a aumentar”, dijo Alejandro Toro. “Para ello, necesito mejor información y buenos datos para definir y modelar esas capacidades futuras”.

Por otro lado, el experto destacó cómo los nuevos mercados requieren de un mayor número de proveedores ante las ventas digitales en otras geografías, pero sin perder el control.

“La capacidad redundante nos da agilidad para responder a los cambios drásticos que se suscitan”, dijo Jorge Sánchez. Y, ahora que la constante es el cambio y la incertidumbre, es fundamental la estrategia tecnológica para atender los requerimientos de crecimiento, soportando la redundancia en proveedores, principalmente en artículos, en procesos de producción y en la cadena de suministro.

5. Tercerización de procesos logísticos

Si se va optar por los servicios de un tercero, hay que buscar que ayude a llevar al negocio a un nuevo nivel. Las recomendaciones de los expertos en este sentido son:

  • Tercerizar por eficiencia, no solo por costo.
  • Aliarte con expertos que combinen infraestructura, procesos, servicios y experiencia en la industria.
  • Buscar que se reduzcan los riesgos.
  • Crecer de a poco, ampliando funcionalidades.
  • Cuidar que no disminuyan los niveles de servicio.
  • Tener compatibilidad cultural y estratégica con el tercero.
  • Disfrutar, en conjunto, de los ahorros y los beneficios para reinvertir dentro de las cadenas de suministro.

Conoce más: ¿Cuántos tipos de operadores logísticos existen y qué aportan a las empresas?

Sobre este último punto, Toro enfatizó que la inversión en tecnología, nuevos procesos y sistemas no debe ser sólo responsabilidad del tercero, sino que las empresas usuarias también deben de invertir.

“Al tercero lo tengo que hacer partícipe de mis iniciativas y él de las suyas para compartir los beneficios y conocimiento”, advirtió.

6. Inversión de activos digitales

De acuerdo con Jorge Sánchez, es importante que la administración de la plataforma que corra los procesos se deje en manos de un experto.

Así, la empresa podrá enfocarse en crecer su negocio y ahorrará tiempo y recursos gracias a la integración de todos los servicios en la nube. Además, de esta manera, la gestión y actualización se dan de manera autónoma y automática.

Otro punto importante es el crecimiento de la organización. Para ello, se debe evaluar si las estrategias tecnológicas se alinean y si éstas permiten incorporar funcionalidades estándar así como personalizaciones.

Esto va de la mano con las actualizaciones y con la implementación. “El reto es cambiar de los modelos tradicionales e incorporar plataformas preconfiguradas, alineadas a las mejores prácticas líderes para cada tipo de industria”, señaló.

Una recomendación más es optar por servicios de suscripción o arrendamiento, en los que los requerimientos funcionales se van habilitando de manera gradual para tener un control en el presupuesto.

7. Hacer negocios en tiempos de cambio 

En estos momentos, las estrategias tecnológicas deben enfocarse hacia el crecimiento y la proyección a fin de que ayuden a hacer modelos innovadores o complementarios para los entornos actuales.

A decir de Sánchez, esto tiene un impacto en la productividad de la organización, porque se logran procesos controlados que dotan de visibilidad, son ágiles y de bajo riesgo.

Si bien la tecnología ayuda a las organizaciones de múltiples formas, uno de los elementos que más va a impactar es el uso de los recursos para el diseño de estrategias tecnológicas. Y, en la medida que se tomen mejore decisiones con esos recursos, se lograrán mejores resultados en la operación y en la productividad.

THE LOGISTICS WORLD


Notas relacionadas


Te podría interesar