Logística después del Covid-19: entrevista con Paola Núñez

De la globalización a la regionalización, la logística después del Covid-19: entrevista con Paola Núñez

 |   julio 14, 2020

...

El Covid-19 ha trastocado los modelos tradicionales de la cadena de suministro. Ante un escenario complejo, vale la pena preguntarse, ¿cuáles son los retos y aprendizajes que ha dejado la pandemia para el sector logístico? Para Paola Núñez, ex Head Operations Productivity & Strategy de Danone Waters, el principal desafío será aprender a sobrevivir en un modelo cambiante.

“Estamos viviendo momentos sin precedentes en la historia, una pandemia que rompió todo lo que podemos llamar normal. Donde el flujo de información y cambios que nos tomaban meses ahora se concretan de prisa. Donde el más rápido y el más flexible es más poderoso que el más fuerte, donde querer cambiar dejó de ser una opción y se volvió una imposición”, señaló Núñez en entrevista para Énfasis Logística.

Paola, de carácter fuerte y trato cordial, sabe que las cadenas de suministro se encuentran en una encrucijada: cambiar para sobrevivir. El cambio no es ajeno a ella. Lo ha experimentado desde hace más de 20 años, cuando inició su larga trayectoria en la logística en Cemex, empresa en la que se especializó en la actividad de transporte de mercancías.

Flexibilidad, resiliencia, disciplina y organización han sido los pilares de su actividad profesional y son características que destacan en este momento particular, con una de las interrupciones globales más fuertes de los últimos años.

Regionalizar las cadenas de suministro

Previo a la crisis mundial por la pandemia de Covid-19, los modelos globales de la cadena de suministro se habían puesto en entre dicho. La guerra comercial entre Estados Unidos y el Brexit puso de manifiesto los riesgos y desventajas de redes de abasto con amplia dependencia de zonas productivas ubicadas en geografías remotas.

“Muchos fabricantes comienzan a reconocer todos los riesgos del abastecimiento que conlleva la dependencia de suministros desde países lejanos. La relocalización de actividades productivas, que hasta ahora se encontraban en zonas remotas, logrará que los empresarios estén protegidos ante este riesgo. El Covid-19 provocó que la desglobalización empiece a pisar el acelerador”, precisó Núñez.

“La primera lección que debemos aprender de esta crisis, hablando de la globalización y la regionalización, es la conveniencia de diversificar geográficamente las fuentes de aprovisionamiento. Hacer un replanteamiento empresarial de las cadenas de valor global como una nueva forma de aclarar los mercados más próximos, una menor dependencia de terceros y una vía para la digitalización de conocimientos técnicos”.

Paola Núñez

Cambio y flexibilidad, las claves del juego

Paola Núñez ha sido una observadora privilegiada de los cambios que ha experimentado la logística en México. Alta ejecutiva mexicana con más de 20 años de experiencia en Supply Chain, su trayectoria profesional incluye posiciones de Dirección y Alta Gerencia en compañías multinacionales como Inditex, Cemex, Vascor/APL Logistics, Driscoll´s, L´Oréal, y Grupo Danone.

La iniciativa y la flexibilidad han sido una constante en su experiencia profesional, ella misma impulsó modificaciones importantes en el área logística de distintas empresas. En Cemex, por ejemplo, Paola logró desarrollar desde cero una empresa 3PL (ahora Cemex Servicios Logísticos) que se mantiene exitosa hasta nuestros días.

En Danone implementó proyectos que redujeron los costos en la operación, la mejora sustancial en el nivel de servicio, tiempos de entrega, cobertura, logística inversa, última milla e implementación de sistemas de visibilidad de las operaciones logísticas en tiempo real.

Ganadora del Premio Nacional de Logística 2018 (Galardón Tameme) en la categoría de ejecutivo en México, Paola mantiene esa frescura y visión de largo alcancé como consultora en temas logísticos. La tecnología, afirmó segura, es el sector que más se verá transformado durante la pandemia y es allí donde ejecutivos y empresas deben apuntar sus flechas.

Transformación digital y la industria 4.0

El confinamiento ha transformado el comportamiento de los consumidores y ha generado un incremento exponencial de las compras en línea. Ante este crecimiento, muchas empresas que no contaban con estrategias online se han visto obligadas a desarrollarlas sobre la marcha.

La tecnología ha sido clave para gestionar la disrupción, pero la dinámica actual, impulsada por las medidas de distanciamiento, la necesidad de mantener las cadenas de suministro operativas y el acceso a tecnologías de la información ha impulsado también la transformación digital.

“Con la pandemia, conceptos futuristas como las ciudades inteligentes, la atención médica a distancia o el trabajo exclusivamente remoto se han convertido en parte de nuestra vida cotidiana. La transformación digital actual se vislumbra en cuatro vectores:

  1. Digitalización de servicios de gobierno (desde trámites hasta pago de servicios como agua o luz)
  2. Implementación de ciudades inteligentes  (desde el uso de drones, sistemas de reconocimiento facial hasta el acceso a servicios de salud vía digital)
  3. Educación y trabajo a distancia
  4. Deslocalización de la cadena de suministro”.

Adaptarse a la nueva situación no habría sido posible sin la digitalización de procesos. Industria 4.0, inteligencia artificial (IA), analítica de datos, internet de las cosas (IoT, pos sus siglas en inglés)  o la manufactura aditiva en 3D, todos estos sistemas de planificación digital, destacó Paola, han servido para ganar eficiencia, agilidad, flexibilidad y calidad.

La tecnología es y seguirá siendo clave para adaptarse al entorno cambiante, ya sea por nuevos hábitos de consumo o por cisnes negros, como la pandemia de Covid-19. Fomentar y aprovechar la transformación digital, señaló contundente, Paola, es una de las más importante lecciones que las empresas deben aprender de la pandemia global.

Resiliencia en la cadena de suministro

La amenaza de disrupción es hoy más fuerte que nunca y por eso es fundamental que las cadenas desarrollen resiliencia e implementen una estrategia de gestión de riesgos robusta. Ahora más que nunca es fundamental plantearse que una cadena de suministros que se adapte mejor a los cambios tiene mayor probabilidad de sobrevivir en un mercado complejo.

¿Cuál es el futuro de la cadena de suministro? Ahora mismo los ejecutivos del sector logístico desarrollan estrategias y modelos que puedan hacer frente a eventos inesperados y disruptivos. Adaptarse es la moneda de cambio ante la emergencia y para expertos como Paola, el secreto del éxito estará en los modelos proactivos, en lugar de reactivos.

“Mi conclusión es que el Covid-19 vino a reinventar las cadenas de suministro globales y si hablamos hacia el futuro, en el mediano y largo plazo, nuestros compañeros deberán tener en cuenta tres grandes temas a la hora de definir la cadena de suministro del futuro:

  1. Mejorar la visibilidad y la digitalización de la cadena
  2. Modelar los nuevos riesgos en costos especiales que incluyan desastres humanitarios, guerras, políticas de aranceles, riesgo de demanda, fallas de predicción, cambios de patrones de compra, etcétera.
  3. Crear modelos que no se concentren en aspectos reactivos, sino que focalicen en lo proactivo y lo predictivo. Ésa será la clave para salir de la crisis”.

Paola Núñez fue ganadora del Premio Nacional de Logística 2018 (Galardón Tameme) en la categoría de ejecutivo en México. En su tiempo libre es una atleta de alto rendimiento, destacándose en deportes como Golf, Triatlón y Running. Ha participado en múltiples eventos tales como el Maratón de Nueva York, Maratón de la Cd. De México, Ironman 70.3, entre otros.

 

The Logistics World


Notas relacionadas
Te podría interesar