Desafíos y modos de transporte: las lecciones dejadas por el Covid-19

Desafíos y modos de transporte: las lecciones dejadas por el Covid-19

...

Para hablar de eficiencia logística post Covid-19 es sumamente importante analizar qué pregunta queremos responder. La cuestión fundamental es: “¿qué va a pasar tras la pandemia global?”, en lugar de “¿cómo prepararse para una contingencia parecida?”. 
Sergio Ruiz, director de Consultoría en el Centro de Transporte y Logística, especialista en cadena de suministro con amplia experiencia en temas de transporte y logística, compartió con Énfasis Logística algunas de las lecciones aprendidas durante la emergencia sanitaria provocada por el nuevo coronavirus.
“Las condiciones de globalización son de tal naturaleza que es un fenómeno único, un fenómeno irrepetible y, desde esa perspectiva, no tenemos por qué querer prever la siguiente circunstancia semejante: no la va a haber. La siguiente catástrofe humana va a ser de otra naturaleza“, indicó Ruiz. Sin embargo, sí podemos considerar tres enseñanzas claves a partir de esta crisis: 
  • Nadie la pudo prever.
  • No vale la pena prepararse para un Covid-2.
  • Lo que sí funciona en el peor de los casos es lo que hay que conservar.
“Hay una cosa que yo considero valiosa de esta experiencia traumática: una especie de depuración, como podar un árbol, en el que es necesario cortar ramas y partes que no sirven para que florezca y luzca más”, compartió Sergio Ruiz. “En ese sentido, estoy convencido de que podrán eliminarse ineptitudes, indolencias y actitudes poco profesionales que lamentablemente existen por miles y que hacían muy felices a ciertas personas porque en condiciones normales no se notaba su incompetencia”.
“Así pues, considerar aquella área o gerencia que está funcionando muy bien en estas condiciones increíblemente adversas te va a permitir sacar una radiografía de cuán competente es tu estructura organizacional y de las maneras de definir (y esta es una lección que no podemos dejar pasar) de quién es posible prescindir, qué porcentaje de la flota está excedido, que porcentaje de la capacidad de bodega no es necesario, etcétera. Este es el mayor valor que la crisis nos dejó”.
Cambio de eje de operación
Ante la pregunta sobre cuáles son los aprendizajes que quedaron en temas de transporte en cada una de sus modalidades, Ruiz afirmó que “ante catástrofes en las que las circunstancias son tan adversas, no es posible saber qué se aprenderá. Una cosa es un análisis de cómo reaccionaste ante el Covid-19, y el cambio de circunstancia, y otra muy distinta es que gracias a esa experiencia o a esa manera afectada (o no) de cómo reaccionaste pudieras sacar una lección”.
“Durante la pandemia, todo el eje de la logística y el transporte se movió hacia los almacenes, y cuando tú te ubicas desde el almacén (cosa que casi nunca sucedía), te vas a dar cuenta de que todos los medios de transporte van a sufrir las consecuencias de una ruptura de stock: el almacén se enfrentó a, por un lado, tener un inventario que por la contingencia no podía movilizar y, por el otro, a no tener un inventario que le era fuertemente solicitado”. 
El consultor del Centro de Transporte y Logística explicó que desde el momento en que se desbalancea el almacén, todo lo que sigue no son más que ondas expansivas que van golpeando de muchas formas a cada medio de transporte: “Si tengo cosas que no puedo vender, el transporte carretero que todavía transportaba ese tipo de mercancías ya no las podrá entregar, porque a nadie le sirven y, en cambio, no tiene espacio para las cosas que realmente se están necesitando y tampoco sabe a dónde ir a recogerlas”.
Estas ondas expansivas afectan en distintos grados a cada modo de transporte: el peor caso indudablemente es el aéreo y el mejor caso es el marítimo, dado que el 80% de todo lo que se mueve, lo hace por vía marítima. “Pase lo que pase, las mercancías se van a seguir moviendo marítimamente; por otra parte, el más flexible de los medios es el carretero, así que pase lo que pase es el que más rápido se va a adaptar. Y los que más van a sufrir son el ferroviario y, dramáticamente, el aéreo”, consideró Ruiz.
“No se puede saber si habrá un aumento en el costo del transporte. Ciertamente, la contingencia tuvo un impacto inflacionario; por ejemplo, en Europa, de entre 15 y 20% de incremento en productos de consumo, principalmente alimentos; y ello se debe a que no hay forma de traer productos de donde es más barato. Al romper la estructura del inventario, se rompen también los procesos productivos y ello incrementa precios, no es necesariamente por un incremento del costo del transporte, no es de forma lineal. El transportista incrementará sus precios, sólo si alguien se los paga”.
Lo más sabido a nivel de transporte es que se mantiene una demanda que fluctúa a lo largo de un año, por decir algo, hay un momento, el llamado pico estacional, en el que todo el mundo quiere que se transporten sus mercancías y, por supuesto, necesariamente un porcentaje de esa carga no logra subirse al medio de transporte. 
“La manera en que lograrías que el 100 de la mercancía logre espacio en los transportes es tener mayor capacidad de oferta, de manera que ni siquiera en un periodo pico pudiera fallarte el servicio, lo cual es una tesis totalmente anti económica. No es posible prever el abasto porque cualquier predicción que quieras hacer a nivel de transporte y logística choca con una lógica económica”. 
“Al salir de la contingencia, no se debe pensar que la crisis fue como la interrupción de las cadenas distributivas y que ahora retoman su ritmo. No. Lo que se rompió se fue a la basura y lo que viene ahora son cadenas radicalmente distintas y completamente novedosas; no son la continuación del paréntesis del Covid-19”, abundó Sergio Ruiz.
“En este sentido, por ejemplo, el fenómeno del e-commerce está sobrevalorado, ya que compres lo que compres en las plataformas de internet, necesariamente se apega a la distribución física: aquello que es mover de un lugar a otro desde el inicio de la humanidad, el hecho de que seguimos moviendo las mercancías. La respuesta a, ¿dónde están los productos que compramos en una tienda online? tiene como respuesta la diferencia que yo percibo como muy importante y que está en el tamaño del embarque y en los circuitos de distribución”.
“Lo que se mueve por barco seguirá moviéndose por barco, lo que se mueve por avión, igual seguirá en aviones porque la lógica del barco, del avión, e incluso del ferrocarril, son tremendamente inflexibles. La única que va a vivir un cambio verdadero, sobre todo con esto de la modificación de los tamaños de embarque, es el servicio carretero”.
Para Sergio Ruiz, retomaremos cauce en la industria y en las empresas con la lentitud o la velocidad del caso, pero el avance en tecnologías disruptivas que veremos será por resultado de su evolución natural y no directamente resultado del Covid-19. “Tendremos que calcular el peso de la tecnología en las empresas y los empleados que valga la pena retener para lograr una mezcla conservadora que dé por resultado empresas más esbeltas con procesos más ágiles”.
“Esto tiene que ver con la nueva normalidad pero no necesariamente con el caótico momento del Covid-19. No son lecciones del Covid-19, es una nueva construcción que se deberá iniciar. Desde mi perspectiva, solamente que tengas una buena idea puede servir una buena tecnología y curiosamente es muy raro encontrar esas buenas ideas en las empresas. Es el caso de no sobreestimar las así llamadas tecnologías disruptivas, porque justamente dependen de un diseño que el humano tiene que proponer. Mi tesis siempre ha sido que la tarea a realizar es mover las cosas del punto A al punto B”, señaló el especialista.
“No le atribuyamos a una catástrofe como la del Covid-19 lecciones que no nos puede dar. Mientras tú hagas bien las cosas en el mundo común y corriente, las probabilidades de sobrevivir en condiciones adversas son mayores. Se dice que todas las personas que estaban enfermas antes del Covid son las que más sufren durante la crisis; aquellas empresas que estaban sanas, estables, con disciplina, son las que menos mueren y las que mejor se van a adaptar a la realidad después del Covid”.
Editora de Contenidos de Énfasis Logística. 

 

)

Redacción

Equipo editorial de THE LOGISTICS WORLD, conformado por periodistas especializados en la industria del transporte, supply chain, manejo de almacenes y últimas tecnologías en suministro.


Notas relacionadas


Te podría interesar