Así opera el centro de distribución de Mercado Libre · THE LOGISTICS WORLD | Conéctate e inspírate.

Así opera el centro de distribución de Mercado Libre

 |   (Histórico)
Mercado Libre

...

Este fulfillment center es el segundo centro de distribución de Mercado Libre en México. Se trata de una nave triple A de 100 mil metros cuadrados y modelo de crossdock.

“El nuevo centro de distribución de Mercado Libre en Tepotzotlán cuenta más de 100 mil metros cuadrados y representa una de las mayores inversiones de la compañía en México para llevar a cabo la operación de comercio electrónico de punta punta: desde la recepción de la mercancía, hasta todo lo que sucede dentro del almacén una vez que nuestros clientes compran alguno de los millones de productos que tenemos en esta infraestructura”, cuenta David Geisen, Director General de Mercado Libre México.

El servicio de Mercado Envíos en México empezó en 2013 con la transportación en modalidad drop shipping, es decir, el vendedor entregaba directamente al comprador sin pasar por el centro de distribución de comercio electrónico. Tres años después la compañía lanzó el servicio fulfillment en otras regiones, mientras que en México llegó en 2018 con la apertura de su primer almacén de 30 mil metros cuadrados en Cuautitlán. A casi año y medio de lanzamiento del servicio en el país, sumó 100 mil metros cuadrados más de operación con la apertura de este nuevo centro de fulfillment a mediados de 2019.

Te puede interesar: En el interior del centro de distribución de Amazon en Tepotztlán

Mercado Envíos Full es la solución de resurtido para atender desde este almacén a los vendedores de mercadolibre.com.mx, desde grandes corporaciones, tiendas oficiales hasta pequeñas y medianas empresas. Este último segmento representa más del 90% de los pedidos despachados en el centro de distribución.

“Al manejar el producto en nuestro centro de distribución, lo tenemos listo para ser despachado tan rápido como queramos y sepamos entregárselo al cliente. Además, con esta solución democratizamos el comercio en México y en la región: la logística no solamente es difícil, sino también es cara”, explica Javier Dolcet, Director de Operaciones de Mercado Envíos de México.

Con la infraestructura y los procesos en este centro de resurtido, afirma, es posible una logística más ágil y eficiente para ese 90% de su base de clientes conformado por pequeñas y medianas empresas. El resultado es una entrega al cliente 40% más rápida, al acortar los tiempos de resurtido y despacho.

INICIA LA OPERACIÓN: EL ÁREA DE RECIBO

Para recibir los productos, los operadores llenan un formato de autorización de recibo (AR). No se tiene contacto con el transportista, los documentos se recolectan con una charola y los productos se colocan en una tarima. El AR se firma por ambas personas y se le añade una nota de producto sujeto a revisión, que se hará al pasar al siguiente proceso, el check in o auditoría de recibo.

El vendedor llega con un inbound shipping, número de cita que le genera previamente Mercado Libre. Se reciben todo tipo de volúmenes de mercancías, desde un bulto o una caja en autos particulares hasta un tráiler de 27 pallets.

En el caso de los tráilers, luego de asegurar el enrampe, se realiza una inspección visual para asegurar que no tenga indicios de plaga: en este centro de distribución se manejan todo tipo de productos y esta revisión es un filtro de seguridad y calidad. El producto se estiba hasta 1.60 metros y se registra en el WMS (warehouse management system) hecho a medida para Mercado Libre.

Una vez que se termina la estiba, se le asigna un cono de acuerdo al color del día, que funciona como código para identificar cuál es el pallet que lleva prioridad.

En este momento es cuando inicia el check in, una de las áreas más importantes del proceso inbound, porque es cuando se registra la mercancía en el inventario. Se revisan las 6 caras del producto y que cuente con el MeLi SKU (el código de identificación del producto para manejo interno en este almacén). También se verifica en el WMS que el producto coincida físicamente con lo que muestra la imagen a color en el sistema, modelo, tamaño y demás características. Se llenan totes (contenedores) y carritos con el producto recibido para llevarlo a su ubicación de almacenamiento.

Si un artículo no coincide, se marca como producto no procesable y se le regresa al vendedor. Actualmente el porcentaje de rechazo es de menos del 1% y en su mayoría suele ser producto dañado o en malas condiciones.

En Mercado Libre el total de los productos recibidos deben estar listos para venta a 24 horas de su recibo, por lo tanto, la regla de cada proceso es la simplificación.

ALMACENAMIENTO CAÓTICO, RANDOM PARA MAYOR EFICIENCIA

En un fulfillment center de más de 100 mil metros cuadrados, optimizar las rutas de picking es una tarea imprescindible para reducir los tiempos de entrega. Mercado Libre lo logra con el concepto de almacenamiento caótico.

La base de este concepto es atomizar los artículos, segregarlos lo máximo posible para que cuando se surta una venta las probabilidades de que un producto esté cerca del siguiente a tomar sean mayores y se disminuya la distancia de recorrido para el picking.

En cada módulo de cada anaquel se localizan productos disímiles: un tenis junto a un termo de café, junto a un disco, junto a unos lentes. Los artículos pequeños están más a la mano, los medianos debajo de ellos, y los más grandes abajo, sin embargo, no es una regla al 100%. Una caja de zapatos puede ir arriba o la mitad de la estantería.

“No hay ninguna determinación, cuanto más caótico sea, mejor para nosotros, porque lo que queremos es optimizar el resurtido; almacenamos de una forma ‘randómica’ para minimizar los tiempos y los recorridos del picking y de entrega de la orden lista al área de packaging, es decir, acortar el ciclo de tiempo de una orden desde que un cliente compra hasta que la despachamos hacia ese comprador”, explica Javier Dolcet.

¿Hasta cuántas ubicaciones pueden contener el mismo producto? “Hasta… infinitas”, responde, y continúa: “Si un proveedor entrega mil tenis, pueden estar ubicados en 500 posiciones diferentes (por decir un número) y cuanto más esparcidos, mejor, pero no ponemos más de siete unidades del mismo producto en una ubicación; de hecho, el sistema establece un control para no poner más de esa cantidad por ubicación”.

Los totes ya identificados con un código de barras en el área de check in son llevados a sus posiciones de almacenamiento. El operador escanea el tote y los MeLi SKUs uno por uno, y los va colocando en los casilleros, cuidando que no haya un producto igual en esa ubicación, para facilitar visualmente el proceso de picking. Escanea también el código QR de la posición.

Te puede interesar: Abre Mercado Libre dos CEDIS en Estado de México

PICKING Y PACKING

La distribución atomizada de la mercancía en toda el área de almacenamiento, permite que los operadores del picking no saturen una sola posición. Al loguearse con su hand held, el programa les indica en qué ubicación deben ir por cada producto.

El WMS sabe dónde está geolocalizado cada artículo. Su algoritmo busca cuál pieza está más cerca de la siguiente a surtir en la orden de compra. La productividad del fulfillment center está basada en piezas por hora.

El sistema está diseñado para que los encargados del resurtido hagan un recorrido en forma de “S” en una sola dirección. El inventario de mayor rotación suele estar en las ubicaciones más cercanas al área de packing, siempre hacia el final de la nave. Al terminar su ruta, llevan la mercancía al área de packing.

Aquí se empaqueta el pedido, se embala y se prepara el despacho hacia el consumidor final. En este centro son dos las divisiones de packing: en totes azules cuando cada pieza que está en el contenedor va dirigida a un cliente distinto; en totes amarillos cuando el contenido completo de un tote va a un solo cliente.

Antes de empezar a empacar, los operarios revisan que todos los materiales a usar estén listos: sobres, bolsas o cajas de diferentes tamaños de acuerdo a la volumetría y a la fragilidad del pedido, papel de embalaje, y dirección de estiba de la caja para evitar daños al momento de embarque. Asegurando que esté todo listo para empezar, se garantiza el cumplimento de la hora de salida de cada embarque. Aquí se realiza una última validación de que el producto esté en óptimas condiciones antes de enviarlo a su comprador.

Un algoritmo en el WMS recomienda cuál es la caja, el sobre o la bolsa a usar para cada pedido. Considerar variables como fragilidad y volumetría de los artículos, y si van en sobre, bolsa o caja promueve un mejor uso del espacio dentro del camión y mayor eficiencia al momento de la carga.

DEL OTRO LADO DEL CENTRO DE DISTRIBUCIÓN

Así se llega al otro lado del fulfillment center y al proceso final, el shipping o embarque. Son varios los transportistas (carriers) que sirven a Mercado Libre, el sorteo se realiza contra guía de envío, pedido por pedido, ayudado por el TMS (transportation management system). Son tres subprocesos en el área de shipping: armado de pallets, etiquetado de pallets y despacho.

Una vez que son sorteados los paquetes en los carriers, se registran al sistema, se arma el pallet hasta una estiba de 1.80 metros en forma de “t”. Esto dará como resultado una estiba sólida, manejable a la hora de emplayar, y estable durante el embarque. Se trabaja con dos tipos de pallets: la tarima regular para estibar cajas voluminosas, y las cajas grandes tipo gaylords. En las gaylords se meten cajas chicas, sobres y bolsas.

Al cargar el camión, por seguridad y cuidado de la mercancía primero irán los pallets y luego los gaylords. Al momento de cerrar y abrir las puertas del vehículo se evita inestabilidad en la carga y que el producto llegue en óptimas condiciones al cliente.

Así es como llega el producto que compras por Mercado Libre. Un proceso caótico y contra reloj que disparó el comercio electrónico.

Sandra Huchim. Editora en Jefe de Énfasis Logística.

The Logistics World


Notas relacionadas
Te podría interesar