5 pasos para mejorar la eficacia en la operación logística

 |   agosto 27, 2020
5 pasos para mejorar la eficacia en la operación logística

...

Ante los desafíos comunes de logística de pedidos en los centros de distribución, las tecnologías de última generación y soluciones automatizadas de manejo de materiales son buenas opciones para mejorar el rendimiento de la operación logística. Sin embargo, hay otras medidas menos complejas que también pueden funcionar.

Honeywell Intelligrated recomienda en un artículo informativo una serie de pasos para llegar al mismo objetivo sin invertir en automatización:

1. Capacita a tu personal constantemente

La capacitación continua de los empleados en el área logística y de almacén garantiza mayor eficiencia en el uso de los sistemas actuales. Sin embargo, las prisas por sacar los pedidos puede limitar el tiempo para la capacitación.

Es útil programar revisiones del manual de capacitación actual, publicar una guía rápida para los empleados nuevos o temporales y explicar el razonamiento detrás de cada proceso. Esto genera más interés en los empleados por realizar el procedimiento correctamente.

2. Monitorea toda la operación logística

También es importante que los empleados de todos los niveles conozcan las métricas clave de la instalación y cómo ellos contribuyen a esas mediciones. Realizar reuniones rápidas de equipo al comienzo de cada turno ayudará a transmitir las metas al personal de nivel de piso.

La publicación de paneles digitales con métricas de productividad puede ayudar a motivar a los trabajadores y les informa sobre problemas en los que se pueden concentrar más tarde.

Una forma de evaluar las métricas de una operación es comparar los datos internos con los de otras industrias u operaciones similares, además de tomar medidas integrales y no por departamentos. Contar con la ayuda de un consultor independiente podría ser útil.

Te puede interesar: 7 desafíos comunes en los centros de distribución

3. Evalúa el espacio de los almacenes

Es importante mantener y reevaluar la asignación de inventario de forma continua. Para lograrlo es fundamental comprender qué influye en la selección y el embalaje. Es básico relacionar los costos con los periodos de pico o temporadas altas y determinar la velocidad de cada artículo para almacenar en las ubicaciones apropiadas.

Para esto último se puede delimitar una “zona dorada”, que son las áreas más accesibles para recoger los artículos de mayor movimiento. Otra opción es asignar más de una posición de selección a un elemento de movimiento particularmente rápido durante los periodos pico.

También es importante equipar las estaciones de trabajo con las herramientas adecuadas y reponer regularmente los insumos para evitar pérdidas de tiempo y mejorar la productividad. Algunas de las recomendaciones son:

  • Implementa metodologías para reducir el desperdicio y aumentar la eficiencia.
  • Proporciona guías rápidas de instrucciones visuales para resolver fallas o errores.
  • Alinea las habilidades de los auxiliares de mejor desempeño con trabajos de máxima productividad. Los menos productivos pueden dedicarse a servicios de valor agregado o al embalaje.

4. Replantea los procesos de la operación logística

Cuando las métricas de un área están rezagadas, es hora de reevaluar los procesos. Para ello, solicita comentarios del personal del planta, participa en convenciones de la industria para informarte sobre las mejores prácticas y evalúa si algún miembro del equipo necesita capacitación adicional.

Utiliza mapas para explicar cada proceso y pide retroalimentación de los trabajadores. Además realiza revisiones frecuentes para compartir ideas sobre cómo está funcionando la operación logística.

Algunas de las mejores ideas de optimización provienen de los comentarios de servicio al cliente. En caso de devoluciones, por ejemplo, puedes preguntar a ellos cuál fue el problema, pudo ser el tiempo de entrega, color o tamaño incorrecto.

De la misma manera debes hablar con tus proveedores para saber datos sobre los excedentes, retrasos, paquetes incorrectos, envíos incorrectos, faltantes, entre otros.

5. Evaluar la función actual del sistema

Si se presenta la oportunidad de invertir en la expansión de una instalación o en la actualización del equipo, primero debes identificar los impedimentos para la mejora. Un consultor puede ayudarte a hacer una auditoría operativa. Antes de invertir, usa simulaciones de instalaciones para probar posibilidades en equipos y procesos alternativos.

THE LOGISTICS WORLD

Alicia Mendoza

Redacción THE LOGISTICS WORLD


Notas relacionadas


Te podría interesar