16 de Julio de 2024

logo
Histórico

Resiliencia en las cadenas: claves ante eventos disruptivos

Redacción TLW®

Compartir

Si bien, la práctica de comercializar mercancía ha existido a lo largo de la historia de la humanidad, la administración de la cadena de suministro se ha vuelto más compleja como resultado de la globalización. 
Distintos factores cómo el incremento de la demanda, caducidad y periodicidad de los bienes, entre otros, motivaron el desarrollo de nuevas rutas o canales comerciales para garantizar el suministro de mercancías desde los diferentes puntos de producción hasta el centro de demanda de forma eficiente y segura. 
Estos canales continúan evolucionando día con día dando paso a la formación de una gran diversidad de cadenas de suministro, cuyo objetivo sigue siendo generar valor a través de la transformación de bienes en mercancías y servicios para su eventual distribución y comercialización. Sin embargo, dichas cadenas siguen siendo vulnerables al riesgo.
Preparándose para la disrupción en la cadena de suministro
Los riesgos o disrupciones en la cadena de suministro no sólo se han incrementado en frecuencia, sino también en la severidad de su impacto. Los costos derivados de dichas disrupciones pueden conducir a un paro total e irrecuperable de la cadena. 
De ahí la importancia de responder rápidamente ante las disrupciones para mitigar su impacto global en el sistema de suministros; evidentemente, no es una tarea sencilla, ya que a medida que las cadenas de suministro participan en los mercados internacionales, éstas se vuelven más complejas dificultando la detección temprana de riesgos e impidiendo su pronta recuperación.
A nivel internacional se ha trabajado en el desarrollo de estándares de seguridad como ISO 28000, ISO 31000, C-TPAT, BASC, PIP, notificaciones avanzadas, entre otras, los cuales se desarrollan con la perspectiva de mitigar el riesgo de que organizaciones criminales o terroristas exploten la vulnerabilidad de los sistemas de suministro para el movimiento o contrabando de armas de destrucción masiva a puntos específicos, o incluso destruir la cadena. 
Sin embargo, no todos los actores de la cadena de suministro comparten la misma percepción del riesgo. Por ejemplo, en la mayoría de los mercados emergentes, la apreciación del riesgo está influenciada por crímenes más tradicionales como robo de mercancías, tráfico de drogas, espionaje, fraudes, violaciones a la ley y propiedad intelectual, entro otros. 
En este contexto de diferencias de percepción del riesgo, los programas de seguridad en cadena de suministro se deben desarrollar con la finalidad de prevenir, detectar o mejorar la capacidad de recuperarse no solo del terrorismo, sino también de los crímenes tradicionales. Es importante señalar que estos programas no eliminan el riesgo o posibilidad de que se presenten disrupciones producto de la ocurrencia de uno o más de dichos crímenes.
Ante esta realidad, se ha identificado un interés generalizado en el ámbito de la investigación e iniciativa privada por administrar el riesgo como requisito para enfrentar los cambios que trae consigo la globalización. 
Sin embargo, no hay consenso sobre los elementos a considerar para garantizar el éxito de la cadena de suministro en un entorno de vulnerabilidad. Esta problemática se presenta debido a que el riesgo puede materializarse de diversas formas y en prácticamente cualquier punto de la cadena. 
De hecho, los tomadores de decisión no tienen claro qué estrategia deben seguir para administrar el riesgo. También existe la posibilidad de que las actividades no puedan sostenerse a largo plazo por el alto costo de las inversiones en materia de seguridad. 
Pero entonces, ¿cómo pueden desarrollarse cadenas de suministro resilientes a las disrupciones? Para responder esta pregunta, se puede partir de la definición de resiliencia, que si bien la palabra es usada en diferentes campos del conocimiento, específicamente en cadenas de suministro se refiere a la capacidad de un sistema para enfrentar disrupciones y de su habilidad para recuperarse de manera rápida de las mismas, permitiendo a la cadena de suministro regresar a un estado operativo en el menor tiempo posible.
Como se ha expuesto anteriormente, las presiones de la competencia global y la necesidad de colaboración inter organizacional está forzando a las compañías a llevar al límite a sus cadenas de suministro, haciéndolas flexibles y de rápida capacidad de respuesta. 
En consecuencia, las cadenas de suministro deben ser capaces de manejar un gran número de eventos, tanto esperados como inesperados (disturbios o perturbaciones). En un ambiente dinámico, en el que las variables siempre están cambiando, las desviaciones del plan ocurren con regularidad y tienen consecuencias costosas. 
Administrando los riesgos en la cadena de valor
En este escenario donde no existe un consenso sobre qué herramientas deben usarse para mitigar la vulnerabilidad, y si bien en el mercado es posible identificar una gran variedad de aplicaciones que prometen mitigar el riesgo, en la práctica no es factible implementar o adaptar todas las recomendaciones, ya que podría incrementar el costo del producto o servicio. 
Por supuesto, esto no necesariamente agrega valor a las mercancías, entonces, ¿qué opciones tienen los tomadores de decisión para robustecer sus cadenas de suministro a bajo costo y de manera efectiva? Ante este panorama, se plantea que los modelos de administración del riesgo deben partir de la conceptualización y mapeo de la cadena de suministro, el cual debe ser lo suficientemente detallado que permita identificar cómo se relacionan los flujos de materiales e información en la cadena. 
Además, esta iniciativa tiene beneficios adicionales como la posibilidad de construir un mapa de riesgos en la cadena de suministro que estime las probabilidades de disrupción y que se asocien con el impacto en las ganancias, lo cual parece una tarea difícil más no imposible.
En este sentido, una herramienta eficiente como un primer paso para fomentar la construcción de cadenas de suministro resilientes es la técnica de árboles o diagramas de decisión. Una de las ventajas de usar esta herramienta es que permite tener una gran visibilidad y trazabilidad ante las alternativas en la toma de decisiones. Si bien es cierto que no puede preverse cuándo se materializará una amenaza, si puede anticiparse un plan de acción para enfrentar dicha disrupción. 
Para ilustrar este punto puede tomarse de referencia la metodología presentada por Gaonkar y Viswandham en 2004, que expone cómo a través de la evaluación de los posibles escenarios puede elaborarse un plan de acción proactivo de administración del riesgo de una compañía ante una disrupción presentada en un eslabón de la cadena de suministro, contemplando todos los factores clave ante eventos disruptivos. 
La intención del ejercicio es identificar una ruta de acción que sea fiable y que sea fiable y que responda a las necesidades del cliente. Debe recordarse que la resiliencia está ligada a la capacidad de recuperación del sistema, la cual sin duda está relacionada al nivel de servicio entregado al cliente. 
Por lo tanto, antes de responder como recuperar los estándares de producción o servicio, se debe contestar si es posible continuar con la entrega al cliente. Una respuesta positiva permitirá fortalecer la relación cliente-proveedor, pero una respuesta negativa podría llevar a la cadena de suministro a tener pérdidas catastróficas. 
En el siguiente esquema puede observarse un diagrama de árbol que incluye los factores clave para evaluar las consecuencias de que un evento disruptivo ocurra. (Consulte el PDF adjunto)
Este diagrama ejemplifica de manera sencilla cómo puede organizarse la toma de decisiones a través de la evaluación de escenarios para enfrentar eventos inesperados y responder rápidamente al cliente. 
Finalmente, debe comprenderse que las disrupciones en la cadena de suministro son fenómenos que pueden originar problemáticas que van desde una interrupción breve y parcial del suministro, hasta un paro total e irrecuperable con consecuencias catastróficas para las cadenas de suministro de exportación (CSE). 
Es por ello que todos los actores de la cadena reconocen la importancia de unir fuerzas para analizar el conjunto de factores clave y enfrentar los efectos de las disrupciones de alto impacto. 
Sin embargo, debido a que no se tiene un consenso sobre cómo debe evaluarse para actuar ante eventos disruptivos y el efecto de su propagación en la cadena de suministro, se destaca la importancia de que cada tomador de decisión opte por definir su postura ante la administración del riesgo, enfrentando la disyuntiva tradicional que parte del hecho de no separar y dedicar recursos para enfrentar cada eventual de riesgo que puede o no presentarse.
O bien adoptar una actitud más proactiva y construir un plan de acción inicial que les permita a la empresa responder de manera más rápida ante una eventualidad, a partir de la consideración explícita de los factores clave frente a eventos disruptivos.

*Investigadores del Instituto Mexicano del Transporte (IMT). / [email protected]* [email protected]**


Redacción TLW®

Equipo editorial de THE LOGISTICS WORLD®, conformado por periodistas especializados en la industria del transporte, supply chain, manejo de almacenes y tecnologías logísticas.

Las más leídas

cadenas de suministro globales

Comercio internacional

Análisis: así afectan los ataques en el mar Rojo a las cadenas de suministro globales

Cambiar rutas afecta los tiempos de tránsito, encarece el transporte y afecta el comercio global

industria

Actualidad logística

Reducción de la jornada laboral en México se mantiene en suspenso en el Congreso

La propuesta para acortar la jornada laboral a 40 horas en México sigue en debate

Actualidad logística

Shein México: Cómo reclamar y resolver problemas con tus pedidos de manera efectiva

Los problemas con los pedidos de Shein en México no deben ser motivo de preocupación

Logística en comercio electrónico

¿Cuánto tiempo tarda un pedido de Shein en llegar a México?

Optimiza tus compras en Shein conoce los plazos de entrega en México

Lo último

Actualidad logística

El FMI reduce dos décimas la previsión de crecimiento de México en 2024, hasta el 2.2%

El FMI ha revisado a la baja sus expectativas de crecimiento para México

Shenzhen

Actualidad logística

Shenzhen, la capital tecnológica del mundo

En 1979, el gobierno chino declaró a Shenzhen una “Zona Económica Especial”

contenedores

Actualidad logística

Precio de venta de contenedores en China se incrementa un 78%

También presentan notables aumentos de precios Hong Kong y España