¿Por qué y cuándo usar tecnología para optimizar inventarios?

¿Por qué y cuándo usar tecnología para optimizar inventarios?

 |   septiembre 30, 2020
Tecnología para la gestión de almacén

...

Hasta el 75% de las empresas todavía utilizan hojas de cálculo para optimizar sus inventarios. Los planificadores que se basan en las soluciones del siglo pasado tienen pocas posibilidades de poder cumplir con los objetivos financieros y de niveles de servicio actuales de manera sostenible.

La oferta y la demanda globales se ven afectadas por muchas variables hoy en día, por lo que la planificación del inventario en hojas de cálculo es obsoleta. Para las empresas con cadenas de suministro complejas e incertidumbre en la demanda, la optimización de inventarios impulsada por tecnología es la mejor opción en la era digital.

Las herramientas de optimización de inventario, el análisis predictivo y la inteligencia artificial se encuentran entre las siete soluciones de próxima generación que tienen el mayor impacto en las cadenas de suministro, informó en un whitepaper la compañía Toolsgroup.

Te puede interesar: Inventarios precisos: fundamentales para la nueva normalidad

Estas tecnologías pueden manejar la complejidad y prosperan en ella. Permiten a los planificadores de empresas grandes o medianas optimizar los inventarios en sus redes de suministro al tiempo que liberan capacidad para participar en actividades creativas, personales y de valor agregado.

Aunque mucho más poderosas, estas soluciones son relativamente fáciles de implementar y empoderan a los profesionales de la cadena de suministro. Las personas pueden aplicar su experiencia comercial y de mercado y delegar los datos onerosos y laboriosos a las máquinas.

¿Cuándo usar estas herramientas para optimizar inventarios?

Los servicios y tecnologías para la optimización de inventario son adecuados si tu cadena de suministro se caracteriza por:

  • Diversas necesidades de mezcla de inventarios que no encajan bien con la clasificación en hojas de cálculo o con reglas simples.
  • Múltiples flujos de demanda, cada uno generalmente con diferentes requisitos de nivel de servicio.
  • Redes globales de oferta y demanda de varios niveles.
  • Estacionalidad, restricciones de reabastecimiento.
  • Restricciones de fabricación.
  • Impactos promocionales.
  • Introducción de nuevos productos.

THE LOGISTICS WORLD


Notas relacionadas

Te podría interesar