21 de Julio de 2024

logo
Histórico

Una guía para la gestión intermodal

Redacción TLW®

Compartir

José Elías Jiménez Sánchez y Elizabeth de la Torre Romero*


En el estudio Análisis del Potencial para el Intermodalismo en el Movimiento de Mercancías, Proyecciones 2000, 2010, 2025, realizado por el Instituto Mexicano del Transporte, se indica que México tiene un gran potencial de intermodalismo subutilizado en la combinación ferrocarril-autotransporte en la prestación de servicios domésticos y de exportación e importación por los puertos fronterizos (terrestres y marítimos).

En México existe un flujo muy importante de carga que se mueve por autotransporte desde el centro del país hasta la frontera con Estados Unidos y los puertos marítimos.

Ciertamente, dicha operación está vigente porque los empresarios mexicanos han detectado que el intermodalismo presenta algunas desventajas operativas que ponen en duda su empleo, debido a que no cumple con: lograr el costo total más bajo, mejorar el tiempo de tránsito de los viajes de largo recorrido, reducir las cuestiones ambientales, disminuir la congestión vial y alcanzar una mayor calidad de servicio.

Si a esto se agrega la escasez de equipo especializado, los altos niveles de robo y daño que sufren las mercancías, el excesivo tiempo de maniobras, así como los graves problemas de derecho de paso entre las empresas ferroviarias, puede advertirse que el transporte intermodal mexicano enfrenta un gran reto para convertirse en el detonador del desarrollo nacional como se ha esperado por mucho tiempo.

Dificultades del transporte intermodal

En este contexto, el intermodalismo nacional sigue siendo un tabú para el desarrollo de modelos de negocio innovadores, debido a que no se aprovecha del todo la logística y la infraestructura nacional. Por otro lado, diversos autores señalan que el transporte intermodal muestra dificultades en su gestión, destacándose principalmente las siguientes:

a) Falta de políticas claras en la configuración de una red de transporte intermodal. En general, la creación de puertos secos se debe más bien a una creciente competitividad de los estados por la atracción de inversiones con base en la disponibilidad de infraestructura logística, creando una demanda de corredores carreteros que no existen y que se requieren para conectar con los puertos marítimos nacionales, poniendo en jaque al transporte intermodal.

b) Escasa cooperación entre las partes. A menudo ciertos sectores, intencionalmente o no, frenan los proyectos intermodales en pro de un determinado proyecto unimodal. La falta de acuerdos en los derechos de paso de las empresas ferroviarias en México está afectando gravemente al transporte intermodal, obligando a muchos empresarios a utilizar la combinación autotransporte-barco para la exportación de sus productos. 

c) La cooperación entre el sector público y el sector privado representa desafíos considerables. Funcionarios y empresarios no han establecido un plan de desarrollo del transporte intermodal debido principalmente a que el corto plazo y visión con ánimo de lucro del sector privado pueden estar en contradicción con el largo plazo y visión social del sector público.

d) Desconocimiento entre las partes. En términos generales, los empresarios no modifican su decisión de usar un transporte unimodal por el intermodal, debido a que desconocen los atributos y características de los servicios y empresas que ofrecen el intermodalismo.

e) Insuficiente financiamiento de obra pública para el transporte intermodal. Tradicionalmente, los fondos financieros han estado dirigidos al sector carretero, dejando prácticamente al abandono los modos aéreo, ferroviario y marítimo, así como su integración intermodal; por este motivo y otros la privatización de puertos marítimos, terminales aéreas, ferrocarriles y carreteras se debe a los grandes rezagos en la construcción y equipamiento de infraestructura de transporte.

f) Escasa aplicación de herramientas y métodos de estudio. Esto crea una barrera a las inversiones para el desarrollo del transporte intermodal, debido a que no se dispone de los elementos de juicio para reducir la incertidumbre de los posibles beneficios para los sectores público y privado.

g) Carencia de habilidades. Los empresarios reportan constantemente que existe una escasez de personas que posean las competencias necesarias para ayudar a planificar, administrar y operar los sistemas logísticos e intermodales.

h) Necesidad de satisfacer las expectativas de los clientes. Otro de los desafíos detectados es que existe la necesidad de aumentar la fiabilidad en las entregas y una mejor integración de los sistemas de información para satisfacer las expectativas de los clientes, así como reducir la percepción del riesgo involucrado en el transporte intermodal.

Por todo lo anterior, en México el transporte intermodal no se ha podido convertir en el detonador del desarrollo nacional como se ha esperado por mucho tiempo; entonces, ¿qué deben hacer los empresarios para emplear el transporte intermodal? Deben analizar los siguientes factores.

Recomendaciones a seguir

1. Distancia

La distancia de recorrido es el factor más común que está asociado a la selección modal. Esto se atribuye principalmente a que la tarifa varía en alguna medida conforme a la distancia aumenta. Por lo general en el caso del ferrocarril se asume que el costo de transporte es una función lineal de la distancia y que su gasto marginal por kilómetro es menor que el costo marginal por kilómetro del autotransporte. Evidentemente la combinación de ambos resulta un costo intermedio de los dos modos; sin embargo, en cuanto mayor sea la distancia, la combinación autotransporte-ferrocarril favorece al transporte intermodal. 

Una condición necesaria es que la terminal intermodal se encuentre lo más próxima a las instalaciones del embarcador para que la distancia no impacte al costo total y que el tiempo de procesamiento de la carga sea mínimo.

2. Tipo de carga

Aunque se insiste en que el transporte intermodal está diseñado para mover mercancías voluminosas de baja densidad económica y no perecederas, en la realidad las limitantes del tipo de carga han quedado atrás. Dicha insistencia está definida por la costumbre y la falta de información.
Tan sólo el menor costo del flete por ferrocarril y la posibilidad de emplear contenedores altamente tecnificados (por ejemplo, refrigerados, tolvas especializadas, plataformas binivel y trinivel, etcétera), son dos de los elementos más importantes que han acabado con los mitos que pesan sobre este tipo de transporte, convirtiéndose en la principal razón para utilizar el servicio intermodal. 

3. Estandarizar el tamaño de los embarques

Está comprobado que estandarizar el tamaño de las cajas de empaques hace más fácil el armado de tarimas; permite utilizar un contenedor intermodal y llenarlo más rápido si la mercancía va suelta, y es fácil calcular la capacidad y aprovechar mejor el espacio en dicho contenedor; además, se reduce la probabilidad de que la carga se desacomode en el trayecto y se maltrate. Las empresas que no observan esta regla se les complica el empleo del transporte intermodal.

4. No aferrarse a la misma ruta

Hay que evaluar la ruta que tradicionalmente emplea comparándola con otras opciones; investigar las tarifas y los tiempos en cada una de las diferentes alternativas disponibles para armar la logística (si es necesario elaborar un cuadro comparativo que incluya los parámetros de cada una de las opciones), elegir aquella que resulte más atractiva y hacer una prueba piloto con un embarque no crítico para conocer más detalles; lo más conveniente es ir migrando paulatinamente a la nueva ruta.

5. Establecer alianzas

El objetivo es buscar socios de negocios para establecer estrategias ganar-ganar, a través de compartir información sobre pronósticos de ventas de tal manera que se pueda realizar una planeación anticipada de los embarques para asegurar la disponibilidad de equipo y aprovechar de manera óptima los recursos, ya sea coordinando la entrega de mercancías de uno o más socios en una misma ruta o coordinando viajes redondos para abaratar costos. Es importante impulsar los modelos de gestión de transporte colaborativo (CTM, por sus siglas en inglés).

6. Construir empresas virtuales de transporte

Una empresa virtual de transporte (TEV) es una alianza temporal de empresas de transporte independientes que se reúnen para compartir recursos, habilidades y costos, con apoyo de las tecnologías de información y las comunicaciones, con el fin de atender mejor las oportunidades de mercado. El diseño y gestión de una empresa virtual de transporte que presenta la apariencia de una sola compañía ante los clientes es una tarea muy compleja.
Dos de los principales requisitos de esta empresa es la integración de los procesos de negocio de las compañías de manera eficiente y flexible, y asegurarse que las actividades de todos los componentes contribuyan al objetivo global de forma coordinada.

7. Mantener la comunicación entre los involucrados

En el transporte intermodal se hace indispensable el uso de nuevas tecnologías de información para optimizar el funcionamiento logístico y hacer que el cambio de un medio a otro no suponga una gran pérdida de tiempo, con la consecuente pérdida de dinero y energía. Para esta mejora en la gestión de recursos y organización logística, las nuevas tecnologías juegan un papel muy importante para facilitar la comunicación entre distintos medios de transporte.

8. Conocer a la contraparte

El diseño de la cadena de transporte que da paso al transporte intermodal es la primera fase para conocer de manera detallada las características operativas y atributos de los socios comerciales. El conocimiento explícito de la capacidad, rendimientos, localización, etcétera, de los socios comerciales, permitirán detonar el servicio intermodal de transporte, a partir de la toma de decisiones correctas producto del conocimiento e información de las partes.

9. Capacitar a los trabajadores

Una de las principales demandas en el mercado de la logística y el transporte es el hecho de que no existe personal capacitado en estas áreas de conocimiento. Por lo tanto, es importante que el personal reciba la educación pertinente para potenciar el uso del transporte intermodal.

Conozca las empresas que ofrecen transporte intermodal en México: http://www.logistica.enfasis.com/resultado_empresas/1127-1124-1072-transporte-intermodal

*Investigador Titular del Instituto Mexicano del Transporte e Investigadora Asociada del Instituto Mexicano del Transporte.


Redacción TLW®

Equipo editorial de THE LOGISTICS WORLD®, conformado por periodistas especializados en la industria del transporte, supply chain, manejo de almacenes y tecnologías logísticas.

Las más leídas

cadenas de suministro globales

Comercio internacional

Análisis: así afectan los ataques en el mar Rojo a las cadenas de suministro globales

Cambiar rutas afecta los tiempos de tránsito, encarece el transporte y afecta el comercio global

industria

Actualidad logística

Reducción de la jornada laboral en México se mantiene en suspenso en el Congreso

La propuesta para acortar la jornada laboral a 40 horas en México sigue en debate

Actualidad logística

Shein México: Cómo reclamar y resolver problemas con tus pedidos de manera efectiva

Los problemas con los pedidos de Shein en México no deben ser motivo de preocupación

Logística en comercio electrónico

¿Cuánto tiempo tarda un pedido de Shein en llegar a México?

Optimiza tus compras en Shein conoce los plazos de entrega en México

Lo último

Ford

Actualidad logística

Ford producirá en 2026 camionetas pick up en la planta de Oakville, Canadá

Las autoridades canadienses facilitaron a la automotriz cerca 440 millones de dólares en subsidios

aranceles

Actualidad logística

China impone aranceles "antidumping" del 43.5% al ácido propiónico de EEUU

Estas medidas proteccionistas se suman a las existentes tensiones comerciales entre las potencias

industria de la moda

Actualidad logística

Industria de la moda no sobrevivirá sin sustentabilidad, señalan expertas en México

La producción textil es responsable del 20% de la contaminación mundial de agua potable