22 de Julio de 2024

logo
Histórico

Depósitos eficientes, gestiones a medida

Redacción TLW®

Compartir

De acuerdo con la Teoría de Postergación, las actividades deberían posponerse lo más posible, con el objetivo de incrementar su probabilidad de satisfacer las verdaderas demandas. El almacenamiento a medida es la aplicación de la Teoría de Postergación, en lo relativo a la satisfacción de las demandas del cliente, a través de la cadena de demanda. Esto implica retrasar las etapas finales de producción, de manera que los productos sean determinados de acuerdo a lo que desea el cliente.

Es importante notar el uso del término “cadena de demanda” en vez de “cadena de abastecimiento”. La cadena de abastecimiento indica un flujo de distribución “push”, donde los productos son fabricados de acuerdo al pronóstico que el productor hace respecto a los clientes. La cadena de demanda se relaciona con un flujo de distribución “pull”, donde los productos son fabricados para satisfacer las demandas de los clientes.

La esencia del almacenamiento a medida está en el stock de productos genéricos en el depósito, hasta la demanda del cliente. El almacenamiento se convierte en un valor agregado a las actividades que hacen que el producto genérico se encuentre con lo que el cliente necesita.

Teniendo en cuenta que el espectro de servicios de valor agregado en el almacenamiento va desde el palletizado, hasta el embalaje, etiquetado, establecimiento de precios, equipamiento, pintura, montaje, y hasta la misma fabricación, la concepción del almacenamiento a medida se vuelve algo sustancial.
El almacenamiento a medida puede ser tan simple como la transferencia de productos terminados a un único pallet, como también tan complejo como lo que siempre se imaginó en un proceso de fabricación. El determinar los alcances del almacenamiento a medida tiene que ver con el costo de las tareas de valor agregado, el costo de inventario y el tiempo necesario para adaptar el producto a lo que el cliente quiere.
Una clave para enriquecer el rol actual del almacenamiento está en definir el espectro real del almacenamiento a los requerimientos económicos vigentes.

Los desafíos del almacenamiento actual

Los desafíos que la gestión de almacenamiento enfrenta son resultado del ambiente actual de los centros de almacenaje y los pasos a seguir para incrementar su performance. El espacio dinámico de los almacenes es el resultado de la interacción de dos factores: el crecimiento de las SKUs (“stop keeping units”) y las demandas de un mayor nivel y un menor inventario. Estas variables son determinadas por las demandas de los clientes, en busca de una mayor variedad, conveniencia, gestiones hechas a medida y valor agregado.

La administración de almacenes tradicional ha respondido activamente a las necesidades de los clientes. A medida que se definen nuevos requerimientos, el centro de almacenaje busca la forma de encontrarse con las nuevas exigencias. Lo que se necesita es una respuesta más proactiva que reactiva, que ofrezca al cliente, un nivel ilimitado de opciones, sin incrementar los costos.

La evolución del almacenamiento a medida

Los ’80 fueron testigos del impulso hacia el almacenamiento a medida. Tal como se refleja en la Figura 1, el primer acercamiento a este tipo de gestión se dio de la mano de la creciente atención sobre el rol de los almacenes. Las facilidades centralizadas se volvieron una tendencia en los análisis sobre redes de distribución, focalizados en el incremento de los flujos, la consolidación de los embarques y la reducción de los costos de transportes.

La atención sobre la importancia del almacenamiento resultó en la implementación de nuevos equipamientos de picking y sistemas de almacenamiento que tiendan a proveer excelencia en el sector.

Los ’90 trajeron el segundo paso hacia el almacenamiento a medida. En este caso (ver Figura 2), la gestión de almacenamiento tuvo que ver con la importancia del poder de información y cómo los sistemas de gerenciamiento de almacenes (WMS, por sus siglas en inglés) permitieron la captura de información en tiempo real.

Los clientes demandan productos y embalajes a medida de sus necesidades, y la eficiencia y eficacia de los depósitos y centros de almacenamiento decae. Si bien los inventarios buscan satisfacer a sus clientes, los requerimientos de los clientes superan la capacidad de respuesta de los depósitos modernos.

En la actualidad, debe materializarse un cambio de paradigma. Las funciones de los centros de almacenaje deben expandirse. El almacenamiento debe adaptarse a una gestión proactiva y proveer la solución a las diferencias entre las áreas de producción y marketing. El futuro descansa en el almacenamiento a medida (ver Figura 3).

Los productos genéricos ingresan al depósito y son adaptados de acuerdo a las demandas de los clientes. Embalado, etiquetado, kits o preparaciones unitarias son algunos procesos en los que se refleja los servicios a medida. Los inventarios se reducen drásticamente y la eficiencia y efectividad aumentan; mientras que el servicio al cliente alcanza la excelencia y el almacenamiento es concebido como una herramienta estratégica.

El factor tecnológico como motor de cambio

Según un reporte de IWLA (International Warehouse Logistics Association de Estados Unidos), la tecnología continúa siendo la respuesta para muchas de las preocupaciones de los proveedores 3PL. Específicamente, la tecnología puede ayudar a las compañías a bajar los costos de hacer negocios. Por ello, no resulta sorprendente que el 55% de los 3PL’s esperen incrementar sus gastos en sistemas de gerenciamiento de almacenes en el curso del 2005. Es más, un tercio de ellos anticipa que también aumentará la inversión de sistemas de gerenciamiento de transporte.

La verdadera “wild card” o factor esquivo en cuanto a tecnologías sigue siendo la tecnología de radio frecuencia o RFID. Según las directivas de Wal Mart y el Departamento de Defensa de Estados Unidos de América -quiénes solicitaron a sus proveedores el envío de productos con etiquetas RFID- esta tecnología se encuentra hoy en boca de todos. Sin embargo, el RFID recién está comenzando a emerger, aunque rápidamente, dejando a los proveedores 3PL con una estrategia de “esperar para ver”. Justamente por ello, sólo el 8% expresó que el RFID no tendrá impacto sobre la industria 3PL; mientras que el 57% espera que tenga cierto imparto; y el 35% restante comentó que el RFID tendrá un importante impacto en la industria. Los proveedores 3PL esperan que los mayores beneficios de la implementación de la tecnología RFID sean ganar nuevos clientes y sostener a los actuales. Irónicamente, sólo el 16% ve como mayor ventaja a mejorar la eficiencia operacional.

Beneficios del almacenamiento a medida

Entre otros, el almacenamiento a medida presenta los siguientes beneficios:
•Reducción del espacio necesario para almacenaje;
• Minimización del impacto de la proliferación de SKUs en el depósito y su reconfiguración;
• Incremento de los niveles de servicio al cliente;
• Reducción de inventario obsoleto; y
•Flexibilidad adicional para órdenes urgentes y / o especiales.
¿Qué se necesita para quebrar el paradigma actual?

El almacenamiento a medida borra la responsabilidad entre la producción y el almacenamiento. Con ello, se dan cambios significativos en cuatro áreas:

1.- Facilidades: simplificación de los procesos de producción y reducción del espacio necesario para productos terminados.
2.- Equipamiento: se necesitarán nuevos equipos, como resultado de los cambios en los requerimientos de stock y la suma de funciones de producción en el área de almacenamiento.
3.- Tecnología: los nuevos centros de almacenaje deberán contar con kits y demás herramientas para planificar las tareas de producción.
4.- Tareas: según el diseño específico de los centros, deberá contarse con nuevas tareas a desarrollar.

Todo esto deberá regirse por un Plan Maestro de Almacenamiento estratégico a medida, basado en lo siguientes siete pasos:

Paso 1: Entender el estado actual de las gestiones y el almacenamiento a medida.
Paso 2: Establecer objetivos, prioridades y criterios de evaluación.
Paso 3: Crear una base de datos.
Paso 4: Identificar y documentar alternativas estratégicas.
Paso 5: Evaluar sistemas y estrategias de control alternativos.
Paso 6: Evaluar planes maestros alternativos.
Paso 7: Desarrollar un Plan de Acción.

 

Este artículo se basa en el informe "Panorama sobre la logística de depósitos", elaborado por Joel Hoiland, presidente y CEO de IWLA (International Warehouse Logistics Association) de Estados Unidos.


Redacción TLW®

Equipo editorial de THE LOGISTICS WORLD®, conformado por periodistas especializados en la industria del transporte, supply chain, manejo de almacenes y tecnologías logísticas.

Las más leídas

cadenas de suministro globales

Comercio internacional

Análisis: así afectan los ataques en el mar Rojo a las cadenas de suministro globales

Cambiar rutas afecta los tiempos de tránsito, encarece el transporte y afecta el comercio global

industria

Actualidad logística

Reducción de la jornada laboral en México se mantiene en suspenso en el Congreso

La propuesta para acortar la jornada laboral a 40 horas en México sigue en debate

Actualidad logística

Shein México: Cómo reclamar y resolver problemas con tus pedidos de manera efectiva

Los problemas con los pedidos de Shein en México no deben ser motivo de preocupación

Logística en comercio electrónico

¿Cuánto tiempo tarda un pedido de Shein en llegar a México?

Optimiza tus compras en Shein conoce los plazos de entrega en México

Lo último

México y Brasil

Actualidad logística

México y Brasil pactan cooperación agroalimentaria y de biocombustibles

Existen dos proyectos entre ambos, uno de producción de biocombustibles y otro de control de plagas

descarbonización

Actualidad logística

Fabricantes europeos piden flexibilidad para descarbonización de autos

Señalan que los consumidores también tienen que estar alineados con las metas de electrificación

transporte marítimo

Actualidad logística

Interrupciones del transporte marítimo en el Mar Rojo, más allá de rutas afectadas

Tiempos de viaje más largos ocasionan tarifas de flete más altas