Analítica y colaboración: claves para la cadena de suministro

Analítica y colaboración: claves para la cadena de suministro

...

Llevar los productos indicados, a los lugares estratégicos, en las cantidades precisas y en el momento oportuno es el objetivo que las empresas de hoy deben alcanzar en un mercado altamente competitivo, regido por los altibajos económicos, las variaciones de la oferta y la demanda, y la cotización de las materias primas y commodities, entre otros retos. 
Lograr dicha meta requiere de la conjunción de factores clave: una cadena de suministro ágil, expertos en el manejo y análisis de datos, herramientas analíticas y el acceso a la información para tomar las mejores decisiones en el menor tiempo posible. 
Es necesario entender la cadena de suministro en su totalidad; la forma en cómo se mueve un producto a lo largo de ella. También es necesario realizar estudios y análisis estadísticos. En otras palabras, hay que poner la analítica en acción.
Asimismo, es fundamental identificar los modelos de pronóstico idóneos para una organización, las variables estratégicas del negocio, así como conocer las partes que la conforman para optimizar y planificar la demanda. 
No obstante, las empresas reconocen en el crecimiento exponencial de los datos su principal obstáculo, al punto de no saber qué hacer con ellos. A pesar de tener herramientas analíticas poderosas, las cuales raramente utilizan. 
De igual forma, la mayoría de las decisiones logísticas se basan en datos incompletos o vagos, y que sólo abarcan periodos limitados. 
Una de las causas de éste y otros desafíos es la falta de conocimientos avanzados en estadística, lo que puede ser un obstáculo para aprovechar el potencial que tiene la analítica. La aplicación de ésta última es muy amplia en el rubro del suministro, por lo que la evangelización en estadística y disciplinas relacionadas se vuelve estratégica.
Este desconocimiento viene desde la educación media y superior, cuando en los alumnos surge un temor irracional hacia las matemáticas y la estadística, lo que los encamina a carreras humanísticas. Pero incluso aquellos que eligen carreras más técnicas, cuando se integran al campo laboral, sus responsabilidades los llevan a desempeñarse como especialistas en la gestión y análisis de datos, función que pocos están preparados para desempeñar. 
El mercado demanda a expertos, como científicos de datos, que puedan realizar un análisis estadístico preciso. Sin embargo, dichos perfiles escasean, y los que existen demandan altos sueldos. 
Los profesionales responsables de administrar las cadenas de suministro deben hacer una introspección para conocer sus capacidades actuales, fortalecer sus conocimientos estadísticos de ser necesario y ponerlos en práctica; tener la curiosidad por conocer qué sucede a lo largo de la cadena y lanzarse a tomar decisiones. El éxito radica en atreverse a usar modelos analíticos, y estudiar los resultados. Y si se equivocan, no importa, tienen que volver a intentarlo. Al menos sabrán por qué se han equivocado. 
La suma de las partes
Proveedores, productores, almacenes, mayoristas, minoristas y la empresa misma, entre muchos otros jugadores, son piezas fundamentales para el buen funcionamiento logístico de la cadena de suministro. De ahí que conocerlos a fondo sea primordial para implementar la analítica en esta parte del negocio. 
Es trascendental conocer los componentes de la cadena y entenderlos perfectamente, al igual que entender las soluciones tecnológicas que están enfocadas en ella. De igual modo, optimizar el inventario permite a las organizaciones conocer a detalle sus requerimientos de materias primas y tiempos de producción. 
A partir de ello se puede empezar aplicar la minería de datos y la estadística, así como implementar un proceso de pronóstico o de modelos económicos. 
En este sentido, en el mercado tecnológico pueden encontrarse soluciones que facilitan la interacción con la información, así como la interpretación de datos estadísticos y de modelos complejos. 
El desafío de las empresas es transformar los datos en información de valor y convertir los grandes volúmenes de datos (big data) en conocimiento. Así, al poner a la analítica en acción, pueden resolver más fácilmente sus problemas de negocio y tomar mejores decisiones en tiempo real. 
En este sentido, a través de la analítica se obtienen resultados en minutos, no en días o semanas, lo cual se convierte en un gran diferenciador y abre la puerta a muchas oportunidades de negocio, por ejemplo, planear el flujo de productos desde la producción hasta llegar a manos del consumidor.
Obtener los números promedio de la planificación de la demanda y de las ventas es relativamente sencillo; los problemas comienzan al inicio de la cadena de suministro, es decir, donde se realiza la fabricación o la compra del bien. ¿Se tiene la capacidad de fabricar lo que los clientes están solicitando? ¿Entendemos perfectamente las necesidades del mercado?
Las respuestas variarán de acuerdo con el giro de la empresa. Una zapatería, por ejemplo, debe tener disponibilidad de sus productos en aparador y bodega para atender la demanda de sus clientes; en tanto, un productor de alimentos busca tener un stock suficiente para garantizar la frescura de sus productos y evitar la merma. 
En ambos escenarios, la coordinación con los proveedores de las materias primas y materiales es relevante para atender la demanda, cualquiera que sea el producto. En ese contexto, el cálculo estadístico y la analítica abren la puerta al cálculo preciso en la adquisición de insumos, al nivel de stock mínimo y al espacio disponible de almacenamiento en caso de ser necesario. 
Esta no es una tarea sencilla en la práctica pues, en términos generales, no existe una cultura de planeación en las empresas. Aquellas que sí tienen una visión estructurada, se han integrado con todas las partes para diseñar un plan de ventas y operaciones, donde se alinean los procesos de la cadena de suministro, los objetivos de ventas, operaciones y finanzas. 
La interacción entre todas las partes es organizada por un líder designado, llámese Director de Supply Chain, Director de Logística o incluso el Científico de Datos, quien atenderá las problemáticas y fortalezas. 
Se requiere que este especialista utilice su capacidad analítica para identificar e interpretar las fuentes de información clave, manejar hábilmente los grandes volúmenes de datos, asegurar la consistencia de los mismos y crear interfaces visuales para entenderlos; además de comunicar sus hallazgos efectivamente. 

Indicadores vitales
Con el tiempo se han logrado abrir canales de comunicación a través de los cuales es posible conocer lo que está sucediendo en cada segmento de la cadena, y representa una oportunidad para definir los indicadores clave que rigen el desempeño del negocio. Cuando uno maneja un auto, los indicadores esenciales son la velocidad, el nivel de combustible y la temperatura. Al trasladar esto al contexto empresarial, hay indicadores clave que deben definirse. 
Asimismo, al aprovechar las herramientas analíticas e impulsar la colaboración, se reduce significativamente el esfuerzo para realizar análisis operativo, generar resúmenes ejecutivos y tener mayor visibilidad de lo que hacen las distintas áreas de la compañía, incluyendo a compras, finanzas y producción.
Hacer un pronóstico preciso repercute positivamente en la rentabilidad, ya sea a corto, mediano y largo plazo. A partir de la predicción, las empresas pueden determinar cuánto quieren crecer. En ese sentido, la analítica puede generar una proyección del avance anual a partir de información de lo que ocurre en el mercado y con datos de la cadena de suministro. 
 
Sin duda, el verdadero valor de la analítica aplicada a las cadenas de suministro radica en prever escenarios futuros, lo que le da a las empresas una ventaja competitiva, permitiéndoles adelantarse a sus competidores.
* Los autores son: Director General y Presidente del Centro Ejecutivo de Logística (Celogis), y Directora de Marketing en SAS  México.

Redacción

Redacción

Equipo editorial de THE LOGISTICS WORLD, conformado por periodistas especializados en la industria del transporte, supply chain, manejo de almacenes y últimas tecnologías en suministro.


Notas relacionadas


Te podría interesar