Pick point: ventaja competitiva para retail en México

 |   abril 2, 2018
Pick point: ventaja competitiva para retail en México

...

El pick point es una ventaja competitiva y se puede hacer uso de las alianzas con marketplaces y otros retailers que requieran ampliar su capilaridad en México, de acuerdo con Synthesis Retail Solutions,

Contar con tiendas físicas y la posibilidad de utilizarlas como pick point, o punto de retirada,   no sólo para sus clientes, sino para otros vendedores de un marketplace puede traer la ventaja de generar nuevo tráfico para las tiendas físicas, generar ventas cruzadas, así como venta de servicios añadidos.

La empresa de soluciones tecnológicas para el retail moderno señaló estadísticas que indican que los clientes cada vez caminan menos, pero compran más, por lo que ofrecer una relación omnicanal sin estrés es aún una ventaja y pronto será una necesidad.

“En 2016 los consumidores estadounidenses que visitaron las tiendas de retail dieron 40 mil millones de pasos. Un año después, estas tiendas registraron que sus consumidores recorrieron 26 mil millones de pasos en total, pero compraron más. Las cifras y evidencias muestran que la omnicanalidad es y será una realidad”.

Asimismo, mencionó que la frontera entre el comercio electrónico y el físico desapareció en la mente de los clientes, que esperan recibir sus productos con la misma eficiencia, velocidad y calidad, sin importar el punto de contacto utilizado.

Para ellos, los catálogos, inventarios, bodegas, logística, sistemas de administración son transparentes. Fundamentalmente, la tendencia Pick point se basa en el crecimiento de las ventas en tienda impulsadas por la influencia digital que tiende a crecer.

Según un estudio de Forrester, en 2017 el volumen de ventas de retail en Estados Unidos, fue de 3.4 mil millones de dólares; el 88% corresponden a compras en tiendas físicas y el 12% restante a tiendas online. Por lo que se dedujo que internet tuvo poder de influencia sobre el 44% del total de las compras, sin importar si éstas fueron realizadas de en línea o de manera física.

El pronóstico indica que en los próximos años la influencia que tendrá internet sobre la decisión de compra en tiendas físicas se acentuará aún más.

Por ejemplo, Amazon y otros grandes del comercio electrónico ya se dieron cuenta y están abriendo más tiendas físicas propias. Las inversiones en búsqueda y recomendación, en administración de la reputación y tecnologías móviles permitirán a los comercios capitalizar esta tendencia, proveyendo la información necesaria para que el cliente compre en línea o para direccionar a los clientes hacia las tiendas.

La estrategia BOPIS (Buy online, pick up in Store) es una tendencia que seguirá creciendo en México. Cifras del consumidor en Estados Unidos indican que el 61% de los clientes da gran importancia a BOPIS; el 58% de los clientes de retail usa esta modalidad sobre todo en fechas especiales y el 61% planea incrementar su uso, se refirió.

“Esta modalidad además de mejorar la percepción de velocidad a los ojos del cliente, reduce costos logísticos, beneficia la gestión de inventario e incrementa las ventas ya que, en general, los clientes BOPIS adquieren más productos cuando visitan la tienda para recoger una compra hecha por otro canal (portal o teléfono).

Finalmente, el conocimiento del cliente y más personalización de la oferta es casi una obligación para el retailer, ya que debe conocer en detalle a sus clientes, qué quieren, dónde se encuentran, cómo realizan sus compras, cómo prefieren pagar; además, las promociones van más allá de los descuentos financieros o por volumen.

Añadió que las tecnologías para mejorar el conocimiento del cliente y la personalización de las promociones son indispensables cuando se verifica que la mayoría de las promociones son de poco valor, ya sea porque los clientes las reciben cuando consumen productos por los cuales pagarían de cualquier manera o porque son ofrecidos productos que no tienen nada que ver con su perfil, como descuentos en alimentos para mascotas a personas que no tienen una o ropa para bebés a clientes de la tercera edad.

“Los motores de promociones y fidelidad, así como tecnologías para personalización, búsqueda y recomendación, serán uno de los focos para 2018. “Dentro de los principales desafíos que las cadenas comerciales enfrentarán, está reducir los costos de entrega y procesamiento de órdenes sin dejar de cumplir los compromisos con el consumidor; superar la expectativa del cliente sobre su experiencia de compra; incrementar las áreas de automatización en la toma de decisiones y lograr pasar de una operación reactiva a proactiva”, indicó la compañía.

The Logistic World –

Mara Echeverría

Periodista con 14 años de experiencia como reportera en agencias informativas, medios impresos y digitales. Escribo historias sobre negocios y economía.


Notas relacionadas


Te podría interesar