5 beneficios del T-MEC en las cadenas de suministro

5 beneficios del T-MEC en las cadenas de suministro

 |   octubre 21, 2020
Gartner Top 25 en Supply Chain

...

Las circunstancias adversas normalmente abre nuevas ventanas de oportunidad, también para las cadenas de suministro, opinó Ana Nuñez, líder del Centro de Excelencia para Supply Chain en SAP México.

La ejecutiva escribió para el Consejo Nacional de Ejecutivos en Logística y Cadena de Suministro (ConaLog) que en el contexto actual, el Tratado de libre comercio entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) es el impulsor de estas oportunidades.

Nuñez consideró que este tratado proporciona una estructura más sólida a los líderes de la industria. La experta mencionó algunos efectos positivos del T-MEC en las cadenas de suministro:

  1. La trazabilidad y gestión de procesos logísticos (tanto de almacenamiento como de transporte) permitirán mejorar la administración aduanera y la facilitación comercial.
  2. Nuevos términos de propiedad intelectual sobre ciertas disposiciones relativas a las patentes que eliminarán la exclusividad en fármacos y dispositivos médicos.
  3. Los líderes de la cadena de suministro contarán con plataformas de seguridad industrial y salud laboral y ambiental gracias a las mejores prácticas regulatorias y de sustentabilidad ambiental.
  4. Se habilitarán mecanismos específicos de riesgo, regionalización, equivalencia y certificaciones que promoverán un impulso importante en la industria alimentaria.
  5. Al blindar los derechos laborales, especialmente en industrias de manufactura intensiva, se aumentará el valor laboral.

Te puede interesar: T-MEC: así ha sido su impacto en exportaciones mexicanas

Garantizar las reglas de origen para vehículos ligeros y pesados representa un reto sobre la planeación de insumos y sobre el logro de una mayor eficiencia en el piso de producción.

El factor tecnológico en las cadenas de suministro

La transformación digital es necesaria para adaptar y evolucionar a las compañías, forma parte de la resiliencia, opinó Nuñez. Las empresas inteligentes son más flexibles, una característica muy necesaria actualmente que marca la tendencia hacia nuevos modelos de negocio y a garantizar las anteriores fuentes de ingreso.

Por ejemplo, en Nueva Zelanda, una compañía del sector agrario integra información (datos maestros y transaccionales) de toda su cadena de suministro incluyendo los insights del campo, granjas y comportamiento de animales, lo que le permite cubrir certificaciones de origen y medidas fitosanitarias que les ayuda a identificar oportunidades de mejora, el impacto al consumidor en gran escala y obtener más eficiencia.

Para responder a las oportunidades que demanda el T-MEC, las empresas necesitan que sus cadenas de suministro usen sistemas analíticos predictivos o blockchain, que ayuden a identificar la trazabilidad del suministro y, en consecuencia, ser mucho más eficientes tanto en las operaciones de manufactura como en la logística.

THE LOGISTICS WORLD


Notas relacionadas

Te podría interesar